[Opinión] Para saber y contar: Se crea Dirección General de Concesiones de Obras Públicas

Publicado el 28 diciembre, 2017 Por Columna de Opinión

Las concesiones de obras públicas constituyen una forma eficiente y moderna de darle al país parte de la infraestructura que requiere, en la medida que la población y la economía crecen, mediante la inyección de capitales privados, que financian grandes obras, cuyo costo recuperan mediante peajes u otras formas financieras similares. El Fisco reserva su […]

Las concesiones de obras públicas constituyen una forma eficiente y moderna de darle al país parte de la infraestructura que requiere, en la medida que la población y la economía crecen, mediante la inyección de capitales privados, que financian grandes obras, cuyo costo recuperan mediante peajes u otras formas financieras similares. El Fisco reserva su dinero para mejorar las obras ya existentes.

Es así como se han construido grandes autopistas, modernos aeropuertos y otras muchas obras, y se ha logrado avances tan relevantes como que casi todos los caminos transversales han sido pavimentados, pues el Fisco destinó a ello los recursos que no debió gastar en las obras antes mencionadas. La comunidad nacional está, ostensiblemente, mejor.

Pues bien, el 25 de noviembre recién pasado, se publicó la ley N°21.044, que  modificó la estructura organizacional del Ministerio de Obras Públicas, creando una Dirección General de Concesiones de Obras Públicas. Este servicio reemplaza a lo que era una simple “Coordinadora de Concesiones”, elevando el rango de la jefatura a cargo, consolidando dentro del MOP la industria de las concesiones de una manera sólida.

La dictación de esta ley demuestra la importancia transversal que se le reconoce a las concesiones, no solo por el ahorro fiscal, sino porque genera fuentes de trabajo para muchas personas e inyecta a la economía nacional elevadas sumas que se invierten en la concreción de infraestructura.

Las concesiones pueden ser nacionales e internacionales, y esta alternativa es la que se observa para concretar el ansiado Corredor Bioceánico, en cuanto se podría llamar a una licitación internacional la construcción del túnel que deberá abrirse para hacer realidad esta sentida aspiración.

Con la creación de la nueva Dirección General de Concesiones, el MOP entrega a una repartición con peso y funciones amplias y sólidas, la tarea de planificar, programar y concretar la ejecución de obras públicas, con un horizonte de cinco años.

Nos sentimos complacidos con este paso, porque asegura que en los años venideros, podamos contar con más concesiones, y que la gestión del Estado se lleve a cabo con la eficacia y organización adecuada y suficiente.

Téngase presente.

Mario Barrientos Ossa.
Abogado.
Magister en Derecho U. de Ch

Noticias Relacionadas

Columnas 20 abril, 2018

Carta al Director:

Columnas 20 abril, 2018

Acosadores a la hoguera

Columnas 19 abril, 2018

Crisis de la inteligencia