Inversión en sector construcción cerraría el 2017 con cifras negativas por tercer año consecutivo

Publicado el 11 diciembre, 2017 Por Patricio Hernández

Según informe Macroeconomía y Construcción de la CChC.

La inversión en construcción cerraría 2017 con una caída de 1,8% en doce meses, mientras que en 2018 registraría un repunte de 2,4% anual, según dio a conocer la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) durante la presentación “Balance 2017-Proyecciones 2018” que el gremio realiza todos los años a partir de los datos de su informe Macroeconomía y Construcción (MACh).

Sergio Torretti, presidente de la CChC, explicó que “más allá de datos específicos, creo que el factor más relevante que explica la menor inversión global de la economía –y, por ende, en construcción– es la pérdida de consensos básicos respecto de la estrategia de desarrollo que ha seguido nuestro país en las últimas décadas”.

Por lo mismo, el dirigente llamó “volver a poner en el centro de la gestión política el crecimiento económico, no solo en beneficio de los sectores productivos, sino como condición necesaria para el cumplimiento de las demandas y las expectativas de las personas”.

Por su parte, Javier Hurtado, gerente de Estudios del gremio, explicó que “con estos resultados, 2017 será el tercer año consecutivo en que la inversión en construcción terminará con cifras negativas, lo que, al igual que en años anteriores, se explica por la menor inversión en infraestructura productiva, especialmente en infraestructura productiva privada”.

Asimismo, sostuvo que, en promedio, “en 2017 el desempleo sectorial fue de 9,8% debido a la escasa renovación de proyectos y la baja actividad inmobiliaria privada”. Para el 2018 se proyecta un menor desempleo, pues llegaría, en promedio, a 9,3%.

En lo que respecta a la inversión en infraestructura pública, la CChC estima que 2017 cerrará con un incremento anual de 1,1%. Para 2018, en tanto, se proyecta un crecimiento de la inversión anual en infraestructura pública de 2,2%, impulsado principalmente por inversiones en infraestructura sanitaria, lo que compensaría en gran medida la menor inversión real prevista en el presupuesto público para 2018.

Noticias Relacionadas