El dilema de los estudiantes post PSU: ¿Elegir la carrera que quiero, la que quiere mi familia o en la que puedo quedar?

Publicado el 26 diciembre, 2017 Por Equipo de Corresponsales

Experto entrega sus recomendaciones para realizar con éxito este proceso y a la vez conseguir reducir los niveles de estrés.

Este martes se conocieron los resultados de la Prueba de Selección Universitaria (PSU) dando inicio a un nuevo periodo de postulación a las universidades del país. En ese sentido, la elección de una carrera para estudiar y el proceso de postulación da origen también a un periodo  de mucho estrés y ansiedad en los jóvenes.

De inmediato surgen las dudas de ¿Qué carrera estudiar?  ¿Qué pasa si no se cumplen las expectativas?.

Por esta razón, luego de conocer el resultado de la PSU, conviene seguir estos útiles consejos del decano de la Facultad de Psicología de la U. San Sebastián, Claudio Orelllana, a fin de no desesperar ante la entrega de resultados.

En primer lugar, el académico sostiene que es fundamental “tener claridad de la o las carreras de su gusto”.

En esta línea, el académico sostiene que “a estas alturas del proceso es difícil o poco común que un postulante no sepa la carrera que desea, o al menos el área o ámbito que le sea más afín”, sin embargo, no descarta que aún “habrá quienes no tienen una decisión tomada”.

Por otro lado, Orellana añade que se debe “contar con toda la información de las instituciones que imparten la carrera deseada” a fin de “rankear” las opciones y enfrentarse a las distintas posibilidades de respuesta.

Luego de cumplidos estas etapas, el psicólogo explica la diversidad de escenarios a los que estará enfrentado el futuro estudiante universitario.

En ese sentido, el postulante eventualmente podría “quedar en la carrera deseada”, o bien, conseguir “la posibilidad óptima de quedar en la carrera e institución deseada”, o en el peor de los escenarios “estudiar una carrera, que no es la soñada, pero en la institución más anhelada”.

Frente a la gran diversidad de opciones posibles, Claudio Orellana destaca el siempre contar con un segundo e incluso un tercer plan alternativo, ya que a su juicio, esto “bajará los niveles de ansiedad al tener una variedad de posibilidades que satisfacen de igual forma las expectativas”.

Noticias Relacionadas