El daño a los oídos que está oculto en los algunos juguetes navideños

Publicado el 23 diciembre, 2017 Por Alex Savoy

Pistolas y armas de juguete pueden crear un ruido de entre 110 y 135 decibeles, mismo nivel producido en un concierto de rock.

Pistolas y armas de juguete pueden crear un ruido de entre 110 y 135 decibeles, aquel es el mismo nivel creado por un camión pesado o el producido en un concierto de rock. Lo anterior son recomendaciones a tener en cuenta por una experta fonaudióloga para esta Navidad.

Para la fonoaudióloga Gloria Sanguinetti, analista de audiología y calidad en GAES Chile: “La audición de los niños es muy sensible y, aunque, el oído interno está completamente desarrollado en el nacimiento, el canal del oído es más pequeño, de modo que perciben los ruidos con mayor intensidad. Lo que se traduce en 20 decibeles de diferencia entre cómo escucha un adulto y un niño”.

La experta  señala que los oídos en niños son más frágiles advierte y por ello hay que tener consideraciones con  esos juguetes ruidosos, que en estos días hay que escogerlos con pinzas porque si es muy ruidoso pone en riesgo la salud auditiva de los más pequeños.

Según el sitio Clave, Atención a la Deficiencia Auditiva (www.oiresclave.org) el ruido de cajas musicales y robots sobre los 85-95 decibeles puede ser también perjudicial si el juego se prolonga más allá de un cuarto de hora.

Gloria Sanguinetti advierte que una fuerte detonación superior a 120 decibeles puede causar un trauma acústico que puede derivar en serios daños. La especialista explica que una conversación a un volumen normal genera 60 decibeles; las bocinas en una congestión vehicular, 90; un motor de avión, 120, pero los fuegos artificiales emiten entre 130 y 140 decibeles, intensidades que la OMS menciona como perjudiciales ante un evento único.

El ABC del ruido y los niños en fin de año:

¿Y qué hacer con la salud auditiva de los niños ante tanto ajetreo de fin de año? la fonoaudióloga Gloria Sanguinetti de centros auditivos GAES nos deja los 10 mandamientos.

1. Si el sonido resulta muy fuerte para un adulto, también lo será para un niño.

2. No elegir aquel juego que, estando en funcionamiento, te obligue a levantar la voz.

3. Elige productos con control de volumen

4. Evita la compra de aquellos juguetes en los que se advierta no usar cerca de los oídos.

5. Si el juguete ya está en la casa se puede colocar cinta adhesiva en los altavoces para amortiguar y reducir el volumen.

6. Si el sonido es muy potente, una buena idea es restringir su uso para áreas de juego en el exterior.

7. No permitas el uso de auriculares para escuchar música a un volumen alto

8. Enseña a los niños a no llevarse los juguetes ruidosos cerca de la oreja, lo mejor es jugar con ellos.

9. En el caso de los fuegos artificiales, cuida la distancia desde el punto de detonación del espectáculo pirotécnico, ya que mientras más lejos estés habrá menor posibilidad de daño por ruido.

10. Los tapones o un poco de algodón en los oídos de los más pequeños pueden ayudar a disipar la onda sonora (con esta precaución el ruido se puede atenuar unos 20 decibeles).

Noticias Relacionadas