Editorial: El correcto uso del lenguaje

Publicado el 7 diciembre, 2017 Por Equipo de Corresponsales

En medio de una actividad de campaña y mientras hacía alusión al financiamiento de la gratuidad en la educación superior, el candidato oficialista, Alejandro Guillier, lanzó una frase que aún genera reacciones: “Les meteremos la mano en el bolsillo a quienes concentran el ingreso, para que ayuden a hacer patria alguna vez”. Palabras que, como […]

En medio de una actividad de campaña y mientras hacía alusión al financiamiento de la gratuidad en la educación superior, el candidato oficialista, Alejandro Guillier, lanzó una frase que aún genera reacciones: “Les meteremos la mano en el bolsillo a quienes concentran el ingreso, para que ayuden a hacer patria alguna vez”. Palabras que, como era de esperar, no fueron bien recibida en el mundo empresarial ni en sus antagonistas políticos, liderados por Sebastián Piñera.

Pero días antes, fue el ex presidente y actual abanderado de Chile Vamos, quien tuvo una declaración poco prudente respecto al proceso eleccionario del pasado 17 de noviembre: “Lo que sí ocurre en todas las elecciones es que algunos se pasan de vivos. Usted vio que muchos votos en la mesa estaban marcados previamente y lo vimos todos el día de la elección y estaban marcados por Guillier y por Sánchez, no por nosotros”, afirmó Piñera.

Palabras que también sacaron ronchas y críticas desde el gobierno desde donde defendieron la transparencia del proceso eleccionario.

Dos situaciones poco afortunadas para ambos candidatos, que incluso fueron vistas como errores no forzados, en una campaña que ha sido particularmente agresiva.

Por ello, el uso del lenguaje es un  tema que en medio de la segunda vuelta adquiere un  rol clave especialmente para saber cómo los candidatos proyectan el Chile de la próxima década.

 De ahí que se hace absolutamente necesario evitar la pirotecnia verbal y las acusaciones sin fundamento.

 En la actualidad, existe en Chile un amplio consenso respecto a que se necesita generar condiciones que permitan una mayor seguridad social, especialmente para los sectores más desprotegidos; y para ello, algunos sectores de la sociedad están llamados a hacer un esfuerzo mayor. Pero ninguna política en este sentido sería sustentable en el  tiempo si no se generan mayores y mejores condiciones para la inversión. que permita un crecimiento sostenido en los años.

Y son estas dos variables las que se deben conjugar si queremos mirar a Chile a través de políticas de largo plazo que permitan al país avanzar en el camino del desarrollo. Y esto se hace construyendo un discurso donde todos sean invitados a trabajar por el bien de Chile, sin odios ni posiciones ideológicas extremas, que terminan finalmente entrampando el debate y creando un clima adverso para lograr los avances que Chile necesita,

Noticias Relacionadas