¿Cómo digitalizar la construcción?

Publicado el 29 diciembre, 2017 Por Columna de Opinión

    Una de las necesidades del sector es la adopción de tecnología para incrementar su productividad a nivel global. La construcción es un sector que concentra el 7 % de la fuerza laboral en el mundo. En Chile, del total de la inversión que realizan todos los sectores productivos del país, aproximadamente el 64% […]

 

 

Una de las necesidades del sector es la adopción de tecnología para incrementar su productividad a nivel global.

La construcción es un sector que concentra el 7 % de la fuerza laboral en el mundo. En Chile, del total de la inversión que realizan todos los sectores productivos del país, aproximadamente el 64% se destina a construcción. Asimismo, nuestro sector aporta algo más del 7% del PIB nacional.

Pero estas cifras tan grandes podrían ser aún mejores. Parece haber un cierto consenso global en que una de las causas en la baja productividad del sector tiene que ver con el diseño inadecuado o con deficiencias en el diseño de los proyectos. El tema parece un poco abstracto, pero se entiende mejor con un ejemplo: en China hay proyectos de edificios de 57 pisos que son finalizados en 19 días. Este nivel de eficiencia se alcanza con una planeación meticulosa y el montaje de una especie de línea de producción, en la cual se fabrican módulos que son montados en el sitio. En Barcelona se hacen edificios de cuatro pisos en seis días y en Noruega se está experimentando con tecnología para construir pisos en menos de 24 horas.

Al igual que en muchos otros sectores, tecnología es una palabra recurrente en la discusión sobre retos y posibilidades futuras. Existen ejemplos en varias partes del mundo y que se inicia de manera incipiente en nuestro país. Es la construcción con impresoras 3D. Y si bien la técnica aún es un tema experimental (aunque con rápidos avances), sirve para exponer la necesidad de innovar y acelerar el desarrollo de nuevos métodos y caminos de desarrollo.

La Cámara Chilena de la Construcción, en conjunto con los ministerios de Vivienda y Obras Públicas está impulsando el proyecto Dom en línea, el que actualmente se encuentra en marcha blanca en algunas comunas del país, y que ha demostrado su eficiencia y transparencia, mejorando los tiempos de respuesta y que finalmente permiten una pronta ejecución de obras.

La forma cómo evolucione la construcción como sector tendrá, a su vez, un impacto en cómo se edifican y se planean las ciudades. Se estima que 60 % del PIB mundial se concentra en 600 ciudades, la mayoría en países desarrollados. En menos de una década muchos de estos lugares estarán en economías emergentes, en donde se congregará la nueva clase media global.

De acuerdo con cifras de la ONU, un 55 % de la población global está en las ciudades y, para 2050, se estima que dos de cada tres personas vivirán en zonas urbanas. Lo que esto dice es que lo que pase con la construcción, y con las ciudades, tendrá profundas consecuencias económicas, pero también dictará parte del futuro del planeta y de nuestra especie. Puede sonar obvio, pero no por eso es menos importante tenerlo en cuenta.

 

Presidente CChC Rancagua, José Luis Saffirio

Noticias Relacionadas

Columnas 18 julio, 2018

Concluyó el fútbol

Columnas 17 julio, 2018

Carta al Director: