Se entierra un mito: El ejercicio sí puede engordar

Publicado el 26 noviembre, 2017 Por Alex Savoy

La periodicidad y alimentarse adecuadamente van de la mano para mantener un buen estado físico.

 “Ejercitarse por una hora en la trotadora, sin la planificación correcta, puede incluso engordar en vez de adelgazar”, dice Edgard Corona, fundador y presidente del grupo Bio Ritmo, para enterrar aquel mito que señala que solo basta ejercitarse para no engordar.

Según Corona, hay dos factores determinantes para que las personas no consigan sus objetivos al entrar a un gimnasio. El primero es la periodicidad del ejercicio, ya que muchas veces asisten al gimnasio por un tiempo y luego desisten para dedicarse a otras prioridades como estudiar o trabajar

Otro elemento relevante es la alimentación y la creencia de que después de realizar actividad física se puede ingerir alimentos igual de calóricos que la energía gastada en el gimnasio. “Las personas gastan 200 calorías, que no es nada, no aceleran el metabolismo, y después salen con hambre y se comen dos o tres barras de chocolate porque se ejercitó una hora, y acaba engordando”, dice Edgard Corona.

En tanto, Felipe Zuloaga gerente de operaciones de Smart Fit, recomienda, dependiendo de la intensidad del entrenamiento y las características individuales de cada persona, hidratarse y consumir una porción de hidratos de carbono y proteínas.

“Un entrenamiento intenso modificará el metabolismo basal, lo cual generará una quema calórica hasta 72 horas después de haber ejercitado, que es finalmente lo que marcará la diferencia a la hora de reducir la grasa corporal”, opina Zuloaga.

 

Noticias Relacionadas