Rancagua: Corte condena a Presto a pagar indemnización a cliente víctima de fraude

Publicado el 25 noviembre, 2017 Por Patricio Hernández

Además, la administradora de créditos deberá eliminar la deuda efectuada a causa del delito.

La Corte de Apelaciones de Rancagua condenó a la empresa Administradora de Créditos Presto S.A. a pagar una multa por incumplimiento de contrato, al denegar cobertura de seguro a cliente que fue víctima de fraude, en septiembre de 2013.

En fallo unánime, la Primera Sala del tribunal de alzada, integrada por los ministros Michel González, Pedro Caro y María Latife, revocó en lo apelado la sentencia dictada el 24 de marzo de 2015 por el Segundo Juzgado de Policía Local de Rancagua, y ordenó a la empresa pagar una multa de 20 UTM, por infracción a la ley de protección de los derechos de los consumidores.

El fallo sostiene que “no parece aceptable que se traspase al consumidor la carga de probar que no realizó los giros en que insiste el proveedor, como tampoco que los sistemas de protección funcionaron de manera incorrecta, por cuanto la habitualidad en el ejercicio del comercio lleva a exigir al proveedor un deber de profesionalismo en el desempeño de su giro, en virtud del cual la ley le impide poner de cargo del consumidor los efectos de deficiencias, omisiones o errores administrativos, cuando ellos no le sean imputables a aquel”.

En la misma línea se agrega que “ha sido el propio proveedor quien ha aceptado las falencias que presentan los mecanismos de protección previstos para el uso de la tarjeta Presto”.

La resolución detalla, además, que “resulta indudable que la denunciada ha actuado en contravención a lo dispuesto en el artículo 3 inciso 1° letra d) de la Ley N° 19.496, que establece el derecho de todo consumidor a la seguridad en el consumo de bienes y servicios, el que obliga a las entidades financieras a contar con herramientas tecnológicas que permitan evitar fraudes y transacciones erróneas”.

Finalmente, los jueces sentenciaron que el cliente afectado “sufrió un daño moral a consecuencia de la infracción cometida por la demandada”.

En cuanto a las multas, el tribunal decretó que “la demandada deberá eliminar la deuda por concepto de los tres giros efectuados de la tarjeta Presto del actor los días 13, 16 y 17 de abril de 2013 y que se ha negado a revertir, por un monto de $200.000 cada uno, incluidos los reajustes e intereses que dicha deuda haya podido generar”; asimismo se determinó que “la demandada deberá pagar al demandante, por concepto de daño moral, la suma de $500.000”.

Noticias Relacionadas