Más de 4 mil personas evacuaron a zonas de seguridad en el borde costero de O’Higgins

Publicado el 8 noviembre, 2017 Por Patricio Hernández

Vecinos de Litueche, Paredones, Navidad y Pichilemu participaron de la simulación de terremoto con posterior tsunami.

Con el fin de educar a la población del sector costero de la región de O’Higgins se emuló durante la jornada de este miércoles un simulacro de sismo. La simulación enfrentó a los habitantes de las comunas de Litueche, Paredones, Navidad y Pichilemu a un terremoto de 7,9° Richter, con posterior tsunami.

A las 11.46 horas se activaron las alarmas instaladas en todo el borde costero de O’Higgins, que indicó la evacuación de las personas que se encontraban en las zonas de amenazas de tsunami hacia zona segura. De esta forma, cerca de 4.400 personas participaron de la simulación y se dirigieron hasta los puntos dispuestos en caso de emergencia.

El intendente de O’Higgins, Pablo Silva, quien además formó parte de la simulación, recalcó que “el ejercicio funcionó como se había planificado, el trabajo pensado por la Onemi resultó bastante bien; los colegios tomaron todas las precauciones, y la evacuación fue como corresponde, y eso nos da certeza que ante una situación real va a darse una evacuación tranquila hasta los lugares de seguridad”.

Por su parte, el subdirector de Operaciones de Onemi, Juan Claudio Aldea, valoró la instalación de alertas de emergencia en la zona costera de O’Higgins y recalcó que “contar con estas sirenas contribuye no solamente a la seguridad de las personas que viven en las zonas costeras, sino también a la actividad turística, ya que donde hay este tipo de alertamiento la comunidad los visita con mayor tranquilidad pues tienen la seguridad que son zonas preparadas”.

En tanto, la directora regional de Onemi, Alejandra Riquelme, recalcó que este tipo de iniciativas “nos ha permitido generar cartografía en cada zona de riesgo, distribuir y concientizar en la comunidad la importancia de estar preparados para que así puedan enfrentar de mejor manera una emergencia real, ya que prepara a los ciudadanos entregándoles mayor conocimiento sobre cómo reaccionar y responder”.

La simulación alertó también a los habitantes de las zonas costeras a través de alertas en los teléfonos celulares. En esa línea, el subsecretario de Telecomunicaciones, Rodrigo Ramírez, reconoció que “este simulacro y la llegada correcta del aviso, da certeza y tranquilidad a la población”.

Noticias Relacionadas