Llega a Chile una nueva terapia contra el VIH que destaca por su eficacia y buenos resultados

Publicado el 26 noviembre, 2017 Por Equipo de Corresponsales

Según los médicos este medicamento es muy bien tolerado por los pacientes “con tasas de respuesta altísimas”.

Recientemente la farmacéutica Janssen organizó un simposio dirigido a médicos de distintas regiones del país, entre ellas, Rancagua, con la finalidad de abordar la problemática asociada al VIH y al mismo tiempo, presentar una nueva terapia para combatir esta patología.

En el encuentro, que contó con la participación de los doctores Josep Mallolas, jefe de la Unidad de VIH/SIDA del Hospital Clínic-Barcelona, España; Carlos Beltrán, Encargado del Programa VIH/Sida del Complejo Asistencial Barros Luco y Presidente de Sida Chile; y Carlos Pérez, Profesor Titular del Departamento de Enfermedades Infecciosas de la Pontificia Universidad Católica, se dio a conocer la experiencia clínica asociada al uso combinado de las moléculas Darunavir y Cobicistat.

“Darunavir es un potente inhibidor de proteasas del VIH cuya farmacocinética se ve mejorada por un potenciador como es cobicistat. Este tratamiento es muy bien tolerado, con tasas de respuesta altísimas”, explicó el doctor Josep Mallolas.

Cabe destacar que gracias a esta nueva alternativa en el tratamiento del VIH, las personas que viven con esta patología pueden tener un régimen más simple y conveniente, facilitando el cumplimiento del tratamiento, así como una mejor calidad de vida.

“También es importante señalar que los avances médicos nos han permitido trabajar con medicamentos combinados que facilitan su ingesta, ya que hemos sido capaces de reducir la cantidad de píldoras que un paciente debe consumir para seguir con su tratamiento médico”, agrega Mallolas.

Por su parte, el doctor Carlos Beltrán señaló que actualmente “tenemos a nuestra disposición terapias que se caracterizan por tener menos efectos colaterales y que son más sencillas de administrar ya que vienen coformuladas”.

Aquello  tiene un efecto directo en el paciente  ya que “consumirá menos pastillas al día. Esto hay que analizarlo desde la óptica del paciente que deberá consumir fármacos por el resto de su vida, por lo que este hito viene a simplificarles la vida”.

Cabe señalar que, según estimaciones de ONU Sida, en el 2015 había 36,7 millones de personas viviendo con VIH en el mundo. Por su parte, en América Latina se estima que existen más de 2 millones de infectados.

 

 

Noticias Relacionadas