Femicidios en región de O’Higgins llegan a su mayor nivel en cuatro años

Publicado el 2 noviembre, 2017 Por Equipo de Corresponsales

Autoridad confía en efectividad del trabajo articulado de policías y fiscalía para frenar la violencia contra la mujer.

Según cifras entregadas por el Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género (SernamEg), en Chile una de cada tres mujeres entre 15 y 65 años vive o ha vivido violencia física o sexual, lo cual se traduce en la agresión a casi tres millones de mujeres.

El femicidio es una de las formas más extremas de violencia contra las mujeres y a nivel nacional estos asesinatos durante el 2017 han cobrado la vida de 33 mujeres, cinco de ellas pertenecían a la región de O’Higgins.

Durante este año, los homicidios frustrados contra la mujer suman 90 casos en todo el país: 11 de estos, han ocurrido en la Sexta Región.

Las cifras son alarmantes, ya que los casos de femicidio en O’Higgins solo en lo que va del año, han aumentado respecto de 2016,  período donde solo hubo una muerte. Ese año se vieron frustrados seis de estos crímenes.

Respecto del año 2015, los casos consumados en O’Higgins fueron cuatro, mientras que los asesinatos frustrados hacia mujeres llegaron a ocho.

Finalmente, al conocer las cifras de 2014, la región tuvo solo un caso de femicidio, mientras que se constituyeron cinco delitos frustrados.

Las anteriores cifras revelan un evidente aumento de este tipo de crímenes, lo que enciende las alertas en las autoridades.

Respecto de aquello, la seremi del Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género (SernamEG), Pamela Zamorano, reconoce que “la región de O’Higgins ha pasado por momentos difíciles estos últimos años, con un alto nivel de violencia”.

Sin embargo, sostiene que “hemos visto la respuesta articulada de las instituciones que permiten enfrentar estos hechos de violencia y mejorar los tiempos de respuesta a cada una de las mujeres que así lo requieran”.

Opinión compartida por el jefe de la Brigada de Homicidios de Rancagua, subprefecto Pedro Calderón, quien precisó que “las víctimas son mujeres de rango etario entre los 20 y 35 años y generalmente esto ocurre dentro del hogar y ese es el peor problema que tenemos”, sentenció.

Por lo cual el subprefecto hizo un llamado a la comunidad para que “en caso que tenga antecedentes de violencia, lo pueda denunciar para poder tomar las acciones respectivas”.

En esa línea, explica que “es muy importante para nosotros la denuncia, porque nos permite establecer dónde están ocurriendo los hechos y nos permite focalizar ahí nuestro trabajo”. Sin embargo, “si las personas no ratifican las denuncias, perdemos antecedentes importantes para la investigación”.

Finalmente, el jefe de la Brigada de Homicidios de Rancagua advierte que pese a realizar las campañas de prevención contra la violencia, existe un factor externo a la hora de reducir los índices de femicidios. “Hay una parte que tiene que ver con la idiosincrasia del chileno y muchas veces por eso cuesta hacerlo entender respecto de la violencia contra la mujer”, expresó.

 

 

 

 

Noticias Relacionadas