Editorial: Visita del Papa y demanda en La Haya

Publicado el 8 noviembre, 2017 Por Equipo de Corresponsales

La visita del Papa ha tenido un condimento especial en las últimas horas, luego que se conociera públicamente  que el gobierno chileno le había solicitado al Pontífice no referirse a la demanda marítima de Bolivia. El embajador chileno en el Vaticano, Mariano Fernández, explica que esta petición no es en particular hacia la figura del […]

La visita del Papa ha tenido un condimento especial en las últimas horas, luego que se conociera públicamente  que el gobierno chileno le había solicitado al Pontífice no referirse a la demanda marítima de Bolivia.

El embajador chileno en el Vaticano, Mariano Fernández, explica que esta petición no es en particular hacia la figura del Papa Francisco, por el contrario, se ha solicitado a otras personas hasta que la Corte Internacional de Justicia de La Haya se pronuncie el respecto, que será a fines de 2018.

Lo anterior, teniendo como base que el máximo representante de la Iglesia Católica sí se refirió a este tema en su última visita a Bolivia.

Como era de esperar, desde el gobierno de La Paz reaccionaros a esta noticia. El propio presidente Evo Morales volvió a utilizar Twitter para referirse a asuntos chilenos.

“Por miedo el gobierno chileno pide a Papa Francisco que no hable de demanda”, escribió el mandatario en la red social.

Y continuó: “Oligarquía chilena hace aguas, quiere callar a Papa para frenar apoyo creciente a #MarParaBolivia. Pero la verdad es tan inmensa como el mar”, insistió el mandatario.

Intervención en redes sociales que es parte de una ofensiva mediática que durante los últimos años se ha intensificado por parte de Bolivia, que ha utilizado la diplomacia-comunicacional como un enganche para generar cierta simpatía a su causa.

Pero más allá de esta polémica artificial, lo cierto es que finalmente serán los argumentos jurídicos y la solidez de la defensa chilena en relación a que no quedan asuntos pendientes en materia limítrofe entre ambos países, los que deben prevalecer en la decisión final de la Corte de La Haya.

Noticias Relacionadas

Editorial 24 noviembre, 2017

Editorial: El debate de la segunda vuelta

Columnas 24 noviembre, 2017

Legitimemos a nuestro futuro presidente

Columnas 24 noviembre, 2017

Ayer jueves sobre las cuatro de la tarde

Opinión 23 noviembre, 2017

Editorial: Una investigación necesaria