Editorial: El factor debate

Publicado el 9 noviembre, 2017 Por Equipo de Corresponsales

  Alto rating y fuertes enfrentamientos personales marcaron el último debate presidencial, esta vez organizado por Anatel.  Algunos señalan que más que un debate, lo que se vio el lunes en televisión fue un foro, con un alto protagonismo de los periodistas, que con sus preguntas en más de una ocasión incomodaron a los aspirantes […]

 

Alto rating y fuertes enfrentamientos personales marcaron el último debate presidencial, esta vez organizado por Anatel.  Algunos señalan que más que un debate, lo que se vio el lunes en televisión fue un foro, con un alto protagonismo de los periodistas, que con sus preguntas en más de una ocasión incomodaron a los aspirantes a La Moneda.

Inmediatamente surge la necesidad de hablar de ganadores y perdedores, algo que resulta sumamente complejo, ya que depende de lo que se quiera medir, por ejemplo, claridad en las respuestas, seguridad, propuestas, imagen.

Y en relación directa a la decisión que los chilenos deben tomar el próximo 19 de noviembre, eligiendo solo a uno de ellos: ¿hubo algún ganador?

El factor debate, a tan solo dos semanas de las elecciones, genera un efecto marginal en los electores, ya que la mayoría de quienes tienen decidido ir a votar, a esta fecha ya tienen una preferencia, lo que hace improbable que puedan cambiar de opinión a tan poco tiempo de los comicios.

Y en los indecisos o quienes dicen que no irán a votar, ¿tuvo efecto? Para eso era necesario que este debate realmente fuera utilizado como un espacio generador de propuestas de cómo construimos Chile. Y en este debate hubo poco de eso, se extrañó más claridad de los candidatos para explicar el fondo de sus propuestas, pero se perdieron muchos minutos en duros enfrentamientos que solo sirven para encender los ánimos y las polémicas que rodean el debate, pero que no aportan a la necesaria discusión y que terminan atentando contra la necesidad de motivar al electorado a votar.

Un debate que si bien no influirá mayormente en la decisión de los electores, reveló falencias, contradicciones, debilidades y la forma en cómo afrontarán esta última parte de campaña los aspirantes a llegar a La Moneda.

Noticias Relacionadas

Editorial 21 noviembre, 2017

Editorial: El poder de las encuestas

Editorial 17 noviembre, 2017

Editorial: El fantasma de la abstención