Experto asegura que reactivación económica no depende del resultado de la elección presidencial

Publicado el 27 noviembre, 2017 Por Jaime Castañeda

El académico de la Universidad de Santiago de Chile, Víctor Salas, sostiene que el alza del PIB entre julio y septiembre, de 2,2% en doce meses, hace prever que el próximo año el crecimiento económico se sitúe en el rango de 3 y 3,5%, cifra que estará impulsada por la expansión de la demanda externa.

De acuerdo al Banco Central, el tercer trimestre de este año marcó un alza de 2,2% del Producto Interno Bruto en doce meses, el mejor resultado desde enero-marzo de 2016. Con este dato y según la última encuesta de expectativas del BC, el PIB avanzaría 2,7% entre octubre y diciembre, lo que llevaría a un crecimiento anual de la economía de 1,5%. Pese a esta tendencia positiva, la bolsa de comercio anotó su mayor caída en seis años tras la primera vuelta de las presidenciales, y el IPSA marcó una variación diaria el lunes de -5,86%. Si bien el índice bursátil recuperó al día siguiente casi un 40% de las pérdidas del 20 de noviembre, hay analistas que han proyectado un periodo de alta volatilidad.

Para el economista y académico de la Universidad de Santiago de Chile, Víctor Salas, la economía retomará el crecimiento independiente del Presidente que salga electo, sea la carta de Chile Vamos o el candidato de La Fuerza de La Mayoría, que pasaron a segunda vuelta. “No es claro que Piñera o Guillier provoquen un efecto positivo o negativo en la economía. Ese es un mito que obedece más a un asunto de propaganda política que a un hecho económico propiamente tal”, sostiene.

“Obviamente, tendremos una expansión de la demanda externa y eso está claro”, afirma Salas. “Por el lado de la demanda interna, esta se relaciona con consumo, inversión y gasto del Gobierno, cosas que se pueden ir manejando, como se ha estado haciendo”, asegura.

Además, insiste en que la reactivación económica del próximo año es altamente factible si se consideran las buenas cifras para los últimos trimestres de este año, impulsadas por la recuperación de la producción en el sector minero, específicamente del cobre. Por lo tanto, considera que el crecimiento del próximo año debiera estar en el rango de 3 y 3,5%, sin importar la posición política de la futura administración en La Moneda.

Por otra parte, respecto al Índice de Precio Selectivo de Acciones, aunque reconoce que en la baja también podrían haber incidido resultados de la primera vuelta, que no habrían dejado satisfechos a algunos accionistas, indica que los movimientos de la bolsa principalmente se ven afectados por los movimientos en los mercados internacionales. En tal sentido, Salas afirma que “la bolsa ya venía anotando retrocesos desde fines de octubre y principios de noviembre”. Según datos de la Bolsa de Comercio, a fines del mes pasado el IPSA se encontraba en los 5.608,67 puntos, y con los 5.076,02 del lunes acumuló una variación en noviembre de -9,16%.

Noticias Relacionadas