Concejales presentan querella por presunta malversación de fondos en Corporación de Cultura y las Artes

Publicado el 17 noviembre, 2017 Por Carla Dinamarca Miranda

Danilo Jorquera, Carlos Arellano y Patricio Henríquez presentaron la acción judicial contra quienes resulten responsables.

Los concejales Danilo Jorquera, Carlos Arellano y Patricio Henríquez presentaron ante la Fiscalía de Rancagua una querella criminal contra quienes resulten responsables ante una eventual malversación de fondos públicos al interior de la Corporación de la Cultura y las Artes de Rancagua, la cual es presidida por el alcalde Eduardo Soto.

“Nosotros tenemos la responsabilidad de fiscalizar y  segundo somos co-responsables de lo  que pueda ocurrir, por lo tanto lo que estamos haciendo  es entregar y ponernos a disposición de la justicia, siendo  parte de la querella para poder tener acceso a toda la información que sea necesaria y para nosotros aportar en la materia de la investigación”, indicó el concejal Carlos Arellano.

En el escrito presentado en la Fiscalía se detalla que desde el año 2013 hasta el 23 de diciembre de 2016, se tomó conocimiento de “la existencia de pagos sin respaldos, rendiciones de cuentas de pagos de gastos personales, rendiciones de cuentas duplicadas, pagos sin contrato o por actividades no propias del giro, entre las que se cuentan negociaciones incompatibles entre el ex Secretario Regional de la Corporación Cultural, don José Marcelo Vidal Díaz, con la productora Antumbra, (…) sin perjuicio de un sinnúmero de otros gastos ajenos al giro como un servicio de catering en el domicilio particular del ex secretario ya señalado”.

Según se expone en la querella, los hechos descritos configuran -a juicio de sus abogados-  el presunto delito de malversación de caudales públicos, respecto de un actuar “deliberado de sustracción, por parte de funcionarios públicos, de caudales a su cargo, en calidad de autor y grado de consumado”, sin perjuicio de otras personas que puedan resultar responsables durante la investigación.

Al respecto, el concejal Patricio Henríquez indicó que “aquí hay un cúmulo de personas que van a ser llamadas a declarar, por lo tanto estamos frente a un hecho grave. Esto es inédito en la historia de Rancagua, nunca había llegado la PDI a allanar  el municipio,  sin duda para ellos (trabajadores) es una vergüenza encontrarse con esto”.

Los concejales anteriormente presentaron una denuncia por eventuales irregularidades en la inversión de los fondos transferidos por la Municipalidad de Rancagua a la Corporación Municipal de Deportes de la comuna.

La Contraloría Regional de O’Higgins emitió el informe que revela irregularidades, dejando al descubierto gastos improcedentes y sin acreditación por parte de la entidad y acusó también falta de revisión y control por parte del municipio.

Noticias Relacionadas