Rancagua: Carabineros incauta desde domicilio armamento y municiones de guerra de alto poder de fuego

Publicado el 25 octubre, 2017 Por Carla Dinamarca Miranda

Personal de SIP de la Tercera Comisaría ubicó el armamento en una vivienda del sector nororiente de la capital regional.

Durante la madrugada de este miércoles, personal de Carabineros llevó a cabo un operativo en la población Brisas de la Cruz, en la comuna de Rancagua, que terminó con un detenido y la incautación de armamento y municiones de guerra de alto poder de fuego.

En la oportunidad, tras allanar un domicilio, efectivos de la Sección de Investigación Policial (SIP) de la Tercera Comisaría incautó más de 1.300 tiros y armas, las cuales habían sido robadas en la comuna de Rengo.

Los uniformados llegaron hasta la población Brisas de la Cruz, ubicada  en el sector nororiente de Rancagua, donde ingresaron a un domicilio de propiedad de un sujeto que estaba vinculado a diversos delitos de robo.

En el allanamiento, los uniformados encontraron dos armas de fuego largas, una carabina marca Mauser y un fusil de asalto Steyr. A este hallazgo se sumó la incautación de 1.360 tiros correspondiente a munición de guerra de alto poder de fuego, de distintas marcas y calibres.

Con esto los uniformados lograron determinar que tanto las armas como la munición decomisadas, mantenían encargo vigente por un delito de robo que afectó a un hombre  en la comuna de Rengo.

“Se sorprendió a una persona, sin antecedentes policiales, la cual mantenía dos carabinas con encargo por robo desde julio de este año, además de tiros de alto poder; es decir, desde calibre 162 hasta 22, el que es de menor envergadura”, indicó el jefe de la Tercera Comisaría, mayor Luis Martínez.

En la vivienda, personal de la SIP también ubicó un sistema indoor artesanal de madera, con cuatro plantas de marihuana de 70 centímetros. Por orden de la Fiscalía de Rancagua el imputado fue derivado hasta el Juzgado de Garantía para ser formalizado por su vinculación en el porte ilegal de armas.

Según los antecedentes de Carabineros, en lo que va del año, se han logrado incautar 433 armas de fuego; un 17% más que en 2016. Además se ha detenido a 375 individuos por este delito, un 32% más que el año pasado.

Al respecto, el mayor de la Tercera comisaría indicó que el destino era “principalmente el comercio ilegal, estas pretendían ser comercializadas pero por el alto poder de fuego no se pudo y se logró ser decomisadas antes de ser utilizadas por este antisocial”.

La totalidad de las armas decomisadas fueron derivadas hasta el Laboratorio de Criminalística de Carabineros (Labocar), para ser sometidas a peritajes y determinas si estarían vinculadas a algún delito.

Noticias Relacionadas