Gabriel Milito: “Cuando finalice el campeonato tendremos que ver cómo rearmamos el plantel”

Publicado el 19 octubre, 2017 Por Alex Savoy

Técnico argentino dio su primera entrevista exclusiva como técnico de O'Higgins a diario El Tipógrafo. 'Mariscal' se aventuró a decir que pueden ser protagonistas en el próximo campeonato con el duro aprendizaje del Transición que los tiene como colistas.

A dos meses de asumir como director técnico de O’Higgins de Rancagua, Gabriel Milito concedió a El Tipógrafo su primera entrevista exclusiva a un medio periodístico chileno respecto a esta primera aventura como DT lejos de Argentina, esa que lo encuentra en la antesala de la décima fecha del Transición en el último puesto y cargando un rendimiento con solo una victoria en ocho partidos oficiales dirigidos.

Los pobres números cosechados no atormentan para nada al ‘Mariscal’. Su preocupación desde el primer día fue lograr que el equipo rancagüino tomara lo más rápido el estilo que recogió de grandes técnicos como Pep Guardiola y Marcelo Bielsa. Un camino que Milito sabía que no sería fácil, ya que debía cambiarle el chip a un equipo que pasó de un estilo extremadamente vertical a hacerse dueño del juego desde el control y salir jugando desde el fondo.

“Hoy por hoy creo que en el juego estamos mejor, pero los resultados no siguen llegando y eso es algo que me genera un tanto de preocupación, porque el equipo juega mucho mejor pero siempre por algún detalle terminamos perdiendo los partidos y eso es lo que debemos corregir urgentemente”, expresa con convicción para abrir la conversación donde analizó el presente del equipo, su respaldo a los jóvenes de casa, la planificación para el campeonato de 30 fechas, y más.

Llegaste a un O’Higgins que venía arrastrando malos resultados y con el campeonato ya empezado. Hoy a medida que no se fueron dando los resultados, ¿tenías conocimiento de la cuenta corriente que no los tiene pensando en el tema del descenso pese a esta campaña muy mala en números?

Analizamos primero el plantel, después todos los aspectos que están relacionados al equipo. Pero no queremos pensar en esas cosas. Venimos con la ilusión de armar un buen equipo que tenga una identidad de juego y a través de eso poder ganar. Y eso a veces se consigue con rapidez y con un poco más de tiempo. Conocíamos al plantel, sabíamos cuáles eres los puntos fuertes y débiles, pero creíamos y creemos que tenemos un equipo para poder desarrollar lo que tenemos.

¿Cuánto tiempo más necesita este equipo para tomar el estilo de Milito, ya que venía de una idea totalmente distinta?

El tiempo ojalá sea el menor tiempo posible, pero eso nunca lo sabemos. Trabajamos, trabajamos, trabajamos, con la idea de cada partido sea mejor que el anterior. Y con la U. de Chile hizo un buen partido, con Palestino hicimos un muy buen segundo tiempo, con San Luis hicimos un muy buen partido, bastante sostenido durante los 90 minutos, y el otro día contra Audax para mí también hicimos un gran partido. Ahora eso se ve si se gana, si se pierde se cuestiona o se pone en duda. Pero los que hemos visto el (último) partido, los que estuvimos ahí, yo creo que la diferencia estuvo bastante clara.

¿Desde el punto de vista ofensivo el partido con Audax es el que mayor refleja lo que pretendes de este O’Higgins?

Sí, creo que lo hicimos muy bien, tuvimos muchas situaciones de gol. Nos falta controlar un poco más el partido desde la tenencia de la pelota, de que el equipo en la circulación nos permita que la situación sostenida para finalizarla no se interrumpa en pleno proceso de elaboración, porque eso provoca que nos contragolpeen.

Estos meses han sido de adaptación para el cuerpo técnico que diriges, pero también para los jugadores que vinieron a reforzar el equipo en este mercado: Gustavo Gotti, Joel Acosta, Mauro Visaguirre, Lautaro Comas, entre otros. ¿Cómo los has visto ellos? porque cuándo no se dan los resultados siempre las criticas recaen en los refuerzos

En el tema de los refuerzos finalmente todo va vinculado, digamos, del resultado. Si vos traes estos refuerzos y ganas se dirá que los refuerzos fueron excelentes, si no lo haces se pondrán en duda. Pasa acá y pasa en todos lados. Nosotros vemos que (Raúl) Osorio nos puede aportar en el lateral izquierdo y por eso lo ponemos ahí. Mauro (Visaguirre) se entrena cada día bien y lucha por un puesto, pero en este momento vemos que Osorio está mejor bajo nuestro punto de vista, si no jugaría Mauro y así con cada uno de ellos.

¿Pero a Visaguirre no le alcanza para entrar a una convocatoria?

Lo vemos que entrena bien, que todo lo que le pedimos lo hace bien.

Nombro a Visaguirre porque cuando se empieza a armar este plantel se dijo la prioridad de contar con un lateral izquierdo, pero otra vez termina jugando un central en ese puesto. ¿Era el jugador que necesitaba el equipo?

Ahí no me puedo meter, recibimos un plantel armado que no podía sufrir modificaciones y con esos futbolistas tenemos que llegar hasta el final del campeonato, y es lo que hacemos dándole el mismo respeto y la misma dedicación a cada uno de los futbolistas, pero después decidimos y no podemos poner dos números 3. Decidimos, y en esa elección algunos están de acuerdo y otros no de las distintas elecciones que tenemos elegimos por uno.

Pensando en el próximo torneo ¿se han sentado a conversar con la dirigencia?

No hemos profundizamos tanto, la verdad estoy muy centrado en lo que queda del campeonato. Quedan seis partidos y nosotros no podemos pensar a futuro porque estamos en una situación incómoda donde este equipo no debería estar, pero la realidad es la que manda y tenemos que trabajar y focalizar todos nuestros sentidos en salir adelante, no podemos estar donde estamos. El grupo no se lo merece por cómo entrena, por cómo compite; pero la realidad es que estamos ahí.

Sientes que con este aprendizaje y sobre todo a partir de estos partidos que destacas anteriormente, ¿O’Higgins puede pelear cosas importantes el próximo torneo?

Esperemos que sí, nosotros jugamos contra la U. de Chile en Santiago, hicimos un gran partido, donde estuvimos 2 a 0 y tuvimos situaciones para hacer el tercero, pero terminamos empatando y sufriendo. La U. de Chile está arriba. Jugamos el otro día con el Audax Italiano, lo superemos, pero nos ganó a nosotros y se colocó a un punto de los líderes. Entonces cómo no nos vamos ilusionar de cara al futuro que podemos ser también un equipo competitivo, por supuesto que sí. Después, en su debido tiempo, cuando finalice el campeonato, tendremos que ver cómo rearmamos el plantel, qué jugadores continúan, qué jugadores no continúan. Que ya tiene que ver con los gustos y decisiones nuestras, pero no es el momento todavía de tomar ningún tipo de decisiones.

A partir del próximo campeonato serán solo cuatro los extranjeros ¿cómo ves ese escenario para armar el futuro plantel de O’Higgins?

Están intentando sostener el cupo del quinto extranjero, todavía no está muy claro y no está definido 100%, por lo que me cuentan. Pero veremos si se puede seguir contando con cinco extranjeros, intentaremos ocupar esos cinco cupos y si hay que bajar un cupo lo haremos.

Si se baja la cuota el plantel tendría cuatro jugadores extranjeros con contrato, entre esos está Lautaro Comas, que no ha tenido mucha participación.

Sé la necesidad y la urgencia por parte del periodismo y de la gente por saber qué jugador se va a ir o qué jugador va a venir. Pero no es el momento para hablar de esto, porque ni nosotros tenemos esa certeza en ambos casos.

Por lo que uno intuye, O’Higgins también debería salir a buscar jugadores chilenos para reforzar el plantel ¿Han visto algo?

Hay jugadores muy interesantes en Chile, en todos los equipos hay jugadores muy interesantes que podrían entrar perfectamente en lo que nosotros pretendemos. En todos los equipos, no en todas las posiciones, pero hay futbolistas que nosotros y el club sigue y que le prestaremos de acá al final para ver si podemos traer algunos.

¿Y ya tienen decididas las posiciones donde buscarán reforzarse?

Obviamente tenemos claro donde reforzarnos, también qué opciones. Pero vuelvo a repetir, estamos en plena competencia y estos temas no son para evaluarlos en este momento. Una vez finalizado el campeonato ahí tomaremos la decisión que debamos tomar.

En el O’Higgins de Milito se ha vuelto habitual ver jugadores con edad de juvenil en el primer equipo, algo que poco se había visto con otros técnicos. De hecho, el domingo debuta como titular Matías Meneses y mostró unas condiciones importantes que fueron elogiadas por ti en la conferencia de prensa. ¿Cómo se da ese respaldo a estos jugadores jóvenes, porque también es un riesgo poner tan juventud junta?

Pero juegan bien, al final juegan bien. A nosotros nos gustan los jugadores que juegan bien, no nos gustan los jugadores ni más grandes ni más chicos. Hay jugadores que a los 18 años marcan la diferencia o tienen condiciones para jugar de titular y lo hacen; como lo hacen (Matías) Sepúlveda, (Hugo) Herrera en alguna oportunidad. El otro día le tocó a Matías (Meneses) y creemos que están para jugar y aportar cosas al equipo. No nos interesa tanto la edad, nos interesa el rendimiento. Esos chicos yo creo que hoy tienen un buen presente, pero todavía les queda un camino muy largo por delante y el futuro de ellos es esperanzador por lo menos para mí es muy esperanzador. Si nosotros logramos ir desarrollándolos como jugadores e ir aportándole conceptos nuevos o profundizando sus virtudes, corregir los errores, potenciarlos al final, creo que tienen mucho para darle al equipo.

Los ‘chicos’ a quienes les diste la confianza: Herrera, Sepúlveda, Meneses, ¿entrarán en esta planificación futura ya como futbolistas distintos?

Nosotros tenemos que pensar en el presente, porque la realidad es que estamos en cuanto a puntos muy mal, pero también de alguna manera pensar en el futuro cercano, que es a partir de estos seis partidos que quedan preparar lo viene. Entonces es importante para nosotros que estos chicos lleguen al próximo campeonato con partidos ya jugados, por eso están jugando. Pero, además, no porque queremos que jueguen, sino porque les vemos condiciones para aportar cosas al equipo.

Sin la confianza que depositaste rápidamente en estos ‘chicos’ y que fue respondida con buenas actuaciones en la cancha, ¿te hubiese sido aún más difícil estos primeros meses como técnico de O’Higgins?

No, porque los tenemos y los aprovechamos. Los chicos tienen que ir jugando para que vayan dando pasos. El entrenar con nosotros sin competir es una cosa, entrenar y compitiendo yo siento que los mejora. La competencia te mejora, te da experiencia, genera esas sensaciones de jugar en primera división. Es cumplir ese sueño que se hace realidad, y todas son cosas nuevas; juegas en campos con mucha gente, juegas con jugadores que los mirabas por televisión y ahora estás jugando con ellos, ya sean compañeros o rivales; son sensaciones nuevas que deben pasar a través de ir jugando.

Debutaste muy joven en el fútbol profesional por Independiente de Avellaneda, ¿compartes esa experiencia con estos jugadores?

Intento traspasárselo, yo creo que el tema de la edad es importante pero lo más importante es tener recursos para poder jugar en primera división. No creo que tenga que ver mucho con la edad, y aparte uno nunca sabe en qué momento un futbolista puede dar lo mejor. Hay un montón de casos, sobre todo en el fútbol argentino, donde hay jugadores que dan lo mejor a los 17-18 años y a los 25 ya son lo mismo. Y hay futbolistas que a los 20 años no dan mucho, pero después de los 25 años dan mucho; por ejemplo, mi hermano. Diego a los 30 años era la figura del Inter y ganaba la Champions con dos goles en la final.

¿Quién sale campeón, o bien, quién refleja futbolísticamente a Gabriel Milito en el campeonato actual del fútbol chileno?

Me gusta mucho cómo juega Everton, cómo juega la U. de Chile. Me gusta cómo juega Colo Colo, me parece que tiene futbolistas de mucha jerarquía y marcan la diferencia.  Me gusta la propuesta de Guede, más allá que pudo haber recibido críticas en algún momento, me parece que es un entrenador muy bueno y lo demostró en el fútbol argentino, en el fútbol chileno con Palestino y lo está demostrando en Colo Colo. Pasa que son clubes muy grandes y muy exigentes y una derrota hace mucho ruido y una victoria es como algo que tiene que suceder, pero tiene cosas interesantes que me gustan.

Noticias Relacionadas