Insólito: Dos peruanos y un boliviano traficaban cocaína líquida en tarros de leche evaporada

Publicado el 24 octubre, 2017 Por Carla Dinamarca Miranda

La droga tenía como destino un laboratorio artesanal. El decomiso fue avaluado en 120 millones de pesos.

$120 millones en droga líquida incautó personal de la Brigada de Antinarcóticos y Crimen Organizado (Brianco) de la Policía de Investigaciones (PDI) tras llevar a cabo una serie de diligencias que tenían por objetivo dar con el paradero de una organización que internaba droga a la región de O’Higgins.

Lo insólito de esta situación es que los imputados, dos peruanos y un boliviano, pretendían ingresar seis kilos de cocaína liquida a esta zona del país, que estaba siendo transportada en tarros de leche evaporada.

Desde hace unos meses la Fiscalía de Rancagua estaba investigando a una organización que estaría  ingresando droga a la región, en una modalidad que  no había podido ser determinada por los investigadores en un primer momento.

Tras las diligencias, “se logró establecer que el domingo se haría una importante transacción de drogas y los funcionarios de la PDI estuvieron trabajando en la ciudad de Santiago, lugar donde sabíamos que iba a llegar la droga y posteriormente  sería trasladada a la Región”, indicó el fiscal a cargo del caso, Jorge Mena, quien agrega que “fue en esas circunstancias que se logró  determinar el lugar preciso de la transacción, en cercanías del Terminal San Borja”, en la región Metropolitana.

Tras ubicar a los integrantes de la banda, dos peruanos y un boliviano, los detectives revisaron sus pertenencias y encontraron tarros de leche condensada de marca peruana. La sustancia que tenía en su interior, al ser sometida a la prueba de campo, arrojó que se trataba de cocaína en estado líquido.

Al respecto, el jefe de la Brianco Rancagua, comisario Julián Espinoza, indicó que esta droga “dada sus características, tiene que haber sido su destino un laboratorio de característica artesanal”, lugar donde se abultaría “tres veces más con químicos”.

Según los registros de la PDI, los seis kilos de cocaína liquida se traducen en $120 millones. En  el caso de haber sido “cocinada” con químicos especializados por la organización, el monto al momento de distribuirla podría llegar a los $360 millones aproximadamente.

Tras desbaratar la banda dedicada a la internación de cocaína liquida, la Fiscalía junto a la PDI continúan con las diligencias para determinar el lugar en el cual está situado el laboratorio clandestino y así ubicar a otras personas involucradas, como también los lugares donde pretendía ser distribuir la cocaína.

“Es parte de la investigación pero sabemos que iba destinada a ese lugar, porque el elemento base venía así (en estado líquido) como para producir el elemento final. A la fecha tenemos detectado este modo de ingreso, pero sí continuamos con las investigaciones”, puntualizó el jefe de la Brianco Rancagua, comisario Julián Espinoza.

Noticias Relacionadas