Conoce las nuevas atribuciones que fortalecen la acción del Sernac

Publicado el 27 octubre, 2017 Por Jaime Castañeda

Algunas de las nuevas atribuciones que tendrá el Servicio son: facultades fiscalizadoras, sancionatorias, interpretativas y normativas.

Luego de tres años la Cámara de Diputados despachó el proyecto de ley que dota al Sernac de nuevas y poderosas herramientas que le permitan fiscalizar y multar a empresas que cometan abusos hacia los consumidores.

Dicho proyecto, aprobado en tercer trámite, crea nuevas facultades como la conciliación y fortalece los procedimientos voluntarios y colectivos, además de reconocer la posibilidad de reclamar el daño moral. También dicta nuevas normas a las empresas y eleva las multas, con el fin de hacerlas disuasivas.

Dentro de las nuevas atribuciones del Sernac también se incluyen la asesoría jurídica a los consumidores, y la extensión del plazo para que éstos puedan ejercer sus derechos: de 6 meses a dos años. Por último, el proyecto de ley contempla la apertura de 10 nuevas oficinas provinciales, así como el aumento de los funcionarios, de los cuales el 85% será destinado a regiones.

Con el proyecto de ley del nuevo Sernac:

1. Las empresas estarán obligadas a responder los reclamos.

2. Se abren espacios de conciliación para que se lleguen a acuerdos que sean satisfactorios para ambos, dando preferencia a una reparación por sobre la imposición de multas.

3. Facultades fiscalizadoras permitirán al Sernac detectar con mayor facilidad incumplimientos e infracciones a la ley por parte de las empresas. Esto permitirá, por ejemplo, que en mercados en los que, por su complejidad, a veces es difícil detectar incumplimientos por parte de los propios consumidores, el Sernac tendrá mayores atribuciones para poder buscar información y detectar esos incumplimientos.

4. En aquellos casos en que la solución no sea satisfactoria, el Sernac podrá iniciar un procedimiento sancionatorio para imponer multas a las empresas que no han reparado adecuadamente. El consumidor siempre podrá elegir entre ir al tribunal o ir al Sernac, pero en este último caso el procedimiento será completamente gratuito para él.

5. Aumentan los techos de las multas y al mismo tiempo desaparecen los pisos, dando mayor margen a quien impone la multa.

6. Se elimina la prohibición de reclamar la indemnización por daño moral. El tribunal podrá establecer una indemnización mínima común para los afectados. En todo caso, el consumidor podrá recurrir individualmente si considera que su daño es mayor.

7. El proyecto aumenta el plazo de prescripción de 6 meses a 2 años y establece que el plazo se contabilizará desde que haya cesado la infracción.

8. Adicionalmente, la facultad del Sernac de dictar normas, permitirá que las empresas tengan un marco conocido para ordenar su comportamiento, dándoles certezas sobre cuál es la conducta esperada de su parte. Esto redundará en un beneficio para los consumidores.

Noticias Relacionadas