Analista asegura que campaña del gobierno contra abstención solo movilizará al electorado tradicional

Publicado el 30 octubre, 2017 Por Jaime Castañeda

Cientista político de la Usach explica cómo el número de votantes en las elecciones puede favorecer a uno u otro candidato presidencial.

El cientista político y académico de la Universidad de Santiago de Chile, doctor Raúl Elgueta, afirma que este tipo de llamados a votar no tienen un gran impacto en la ciudadanía, salvo en aquellos segmentos que normalmente sufragan, porque se trata de individuos más informados e interesados en la política. “La campaña no está tan pensada en capturar el interés de los jóvenes sino, más bien, pretende mantener los equilibrios tradicionales”, señala. A su juicio, este es el escenario que le convendría a Alejandro Guillier, quien tiene su base de apoyo en personas que suelen participar en los procesos electorales.

El gobierno lanzó una campaña comunicacional para incentivar la participación en las elecciones del próximo 19 de noviembre, la que será difundida por televisión, radio y redes sociales. Mientras la oposición acusó “intervencionismo electoral”, el oficialismo lo descartó. “El llamado que el gobierno hace es precisamente la función que le corresponde, que es promover y fortalecer la democracia en Chile”, sostuvo el jefe de campaña de Alejandro Guillier, Osvaldo Correa.

El cientista político y académico de la Universidad de Santiago de Chile, Raúl Elgueta, descarta que esta campaña pueda ser considerada como “intervencionismo”, ya que para considerarla como tal habría que demostrar incentivos monetarios o acciones más concretas en favor de una candidatura. Sin embargo, reconoce como muy probable que la iniciativa termine movilizando solo al electorado tradicional, dado que son los más informados e interesados en la política. En ese sentido, sostiene que la iniciativa podría beneficiar a uno de los candidatos del oficialismo, específicamente al senador Alejandro Guillier. “Si vota la gente que votaba antes, resulta mejor para Guillier”, sostiene. Según Elgueta, el parlamentario tiene su base de apoyo en personas que suelen participar en los procesos electorales.

De acuerdo al analista, es altamente probable que quienes ya participaron en la primaria en favor de Sebastián Piñera, vuelvan a hacerlo en la elección de noviembre, por lo que contaría con un piso asegurado con grandes posibilidades de ser mayoría, si el resto de los contendores no moviliza una cantidad que le haga contrapeso. Por lo tanto, “a mayores niveles de abstención, más posibilidades de que gane en primera vuelta”, indica.

Por otra parte, señala que si se movilizaran más personas que normalmente no votan, la candidatura de la presidenciable del Frente Amplio, Beatriz Sánchez, tendría más opciones. Por eso, a Guillier no le convendría que la campaña del gobierno lograra cautivar a los más desafectados con la política.

“La votación puede ser vista como un hábito. Por lo tanto, una campaña como esta está pensada para ese público, para que no se reste, no para gente ‘nueva’. No está tan pensada para los jóvenes, sino para mantener los equilibrios tradicionales”, concluye.

Noticias Relacionadas