Proyecto busca cultivar ajo en condiciones sanitarias óptimas y obtener producción libre de virus

Publicado el 11 septiembre, 2017 Por Equipo de Corresponsales

El desarrollo de este proyecto propone sentar las bases para mejorar el cultivo del ajo en cuanto a su rendimiento y calibre.

Con un seminario internacional,  INIA Rayentué presentó a los agricultores, autoridades, estudiantes y profesionales del rubro,  el proyecto “Valorización y Diversificación del cultivo del ajo”, cuyo fin es obtener una producción libre de virus y la identificación de atributos nutracéuticos conducentes a la obtención de un producto de calidad.

En la actividad,  la doctora Mónica Madariaga, coordinadora del mencionado proyecto, indicó que en Chile se cultivan principalmente dos tipos de ajo: el Ajo Chino y el ajo Chileno tipo rosado.

En Chile, como en otras áreas productoras del mundo, el problema de virosis en este cultivo sigue siendo grave, pero a través de este proyecto, la situación de infecciones causadas por virus está siendo abordada por la Unidad de Virología de INIA. Observaciones de campo revelan síntomas severos asociados a infecciones múltiples causadas por virus y fitopatógenos.

Según explicó Mónica Madariaga, esta situación podría cambiar para el ajo chileno, que al ser cultivado en condiciones sanitarias óptimas, controlando nematodos, hongos y utilizando semillas libres de virus,  se elevarían los volúmenes de producción al punto de ser atractivo para los agricultores de la región, lo que permitiría, además de mantener una oferta disponible durante todo el año para el consumo nacional, evitando realizar importaciones de ajo desde China, exportar a distintos mercados.

Refiriéndose al proyecto, que está en su primer año de ejecución y que es financiado por el Fondo de Innovación para la  Competitividad FIC – R 2016 y el gobierno Regional de O’Higgins, Mónica Madariaga, señaló que “el desarrollo de este proyecto propone sentar las bases para mejorar la calidad actual del cultivo del ajo en cuanto a rendimiento y calibre”.

Por otro lado, la investigación servirá para “dejar establecidas las características de distintos ecotipos de ajos para que en un futuro cercano, la Región de O’Higgins pueda ofrecer una producción orientada a diferentes nichos de mercado, diferenciando y potenciando la producción de esta hortaliza”, puntualizó Madariaga”.

Cabe destacar que este seminario internacional contó con las expertas argentinas, doctora, Vilma Conci y doctora, Cecilia Perotto, ambas del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, CONICET, del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, INTA, que visitaron la Región  a través de  la aprobación de un proyecto de traída de expertos, presentado a la Fundación para la Innovación Agraria, FIA.

En la oportunidad, las especialistas  dieron a conocer su experiencia, tanto en laboratorio como en campo, sobre la obtención de “semillas” libres de virus; y según explicó la doctora Vilma Conci,  “las infecciones causadas por virus son las principales responsables de la disminución de la calidad del ajo, contagio que se produce debido a la propagación vegetativa (bulbillos) de esta hortaliza.

Noticias Relacionadas