La selfie más judicializada de la historia ya tiene derechos de autor

Publicado el 12 septiembre, 2017 Por Equipo de Corresponsales

El mono Naruto se tomó una fotografías que por seis años se pelearon el fotógrafo y PETA.

En el año 2011, el mono Naruto sonrió y apretó el botón de la cámara que inmortalizó su rostro en una selfie. Esa imagen se transformó en una encendida polémica que tardó años en finalizar.

La que podría ser la selfie más judicializada de la historia, enfrentó al fotógrafo David Slater, dueño de la cámara con Peta (asociación animalista que defendía los derechos del mono) y también durante parte del juicio a Wikipedia. Todo para quedarse con los derechos de la imagen.

Seis años después y tras muchos juicios y debates, el caso terminó en una corte de San Francisco, Estados Unidos, que determinó que los derechos son de David Slater.

El acuerdo entre las partes señala que, el fotógrafo es el dueño de la foto, pero donará el 25% de los futuros ingresos de la foto a organizaciones que protejan a Naruto y los demás macacos crestados de Indonesia.

“PETA y David Slater están de acuerdo en que este caso plantea cuestiones innovadoras sobre la expansión de los derechos legales para los animales, un objetivo que ambos apoyan y por el que seguirán trabajando”, consigna el comunicado.

Durante el 2011, David Slater, viajó hasta la isla de Indonesia y pasó tres días fotografiando macacos crestados de Tangkoko. Su plan era sacar imágenes de cerca con un objetivo gran angular, lo que no consiguió, por lo que dejó su cámara “abandonada” en la selva, ahí fue cuando Naruto se tomó la selfie.

Noticias Relacionadas