Especialista apuesta por positivo nivel de crecimiento para el 2017

Publicado el 11 septiembre, 2017 Por Patricio Hernández

Tras el aumento del 2.8% del Imacec de julio.

El Banco Central informó que el Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) correspondiente al mes de julio anotó una variación de 2,8%, un porcentaje superior a las estimaciones del mercado que apuntaban a un máximo de 2,5%. La cifra representa la mayor expansión mensual desde agosto del año pasado.

Para el economista de la Universidad de Santiago de Chile (Usach), Víctor Salas, este índice es una primera señal de reactivación económica y afirma que se puede prever una tendencia positiva de crecimiento desde julio en adelante. Sin embargo, señala que el alza será acotada, ya que la expansión no alcanzará a resarcir el mal desempeño que había tenido la economía anteriormente.

“Este índice es una señal de que estamos recuperando niveles básicos de crecimiento. Eso está bien, pero los resultados de aquí a fin de año no serán tan fuertemente positivos, porque vamos a crecer, anualmente, solo un 1,5% del PIB”, proyecta Salas.

Por otra parte, indica que el gobierno no ha jugado un papel significativo en este crecimiento, ya que la inversión pública no ha sido sustantiva. Sin embargo, estima que el principal logro del anterior equipo económico, liderado por el ex ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, fue establecer buenas relaciones con el sector privado, lo que podría traducirse en mejores expectativas del mercado.

Si bien el académico afirma que las empresas podrían invertir de manera más decidida, proyecta que el incremento de la inversión durante este año será más auspicioso que en años anteriores. “Este 2017 va a ser positivo el crecimiento de la inversión, no como ha ocurrido en periodos anteriores. Todo eso se está empezando a revelar en las decisiones del sector privado y en la producción correspondiente”, dice.

Finalmente, indica que el incremento del Imacec experimentado en julio no responde al mejor precio del cobre, ya que este auge ocurrió durante el mes siguiente. “Se preveía que el alza del precio del cobre iba a ser algo esporádico o más lento, pero subió más rápido de lo esperado, lo que ocurrió a fines de julio y principios de agosto. No hay que ligar este factor con la cifra actual del Imacec”, concluye.

Noticias Relacionadas