Dramático: Perro Bull Terrier consumió crack por accidente y mató a su dueño

Publicado el 12 septiembre, 2017 Por Equipo de Corresponsales

"El perro había consumido, comiendo una dosis o respirando el humo, y es probable que haya sido un factor en su comportamiento", señaló un experto en toxicología veterinaria.

Una dramático caso ocurrido al norte de Londres se hizo publico. Se trata de un perro de raza Staffordshire Bull Terrier, que consumió crack accidentalmente y atacó a su dueño causándole la muerte, todo esto mientras un equipo de la BBC grababa un documental sobre drogas en el domicilio de la víctima.

Mario Perivoitos, experto en computación, sufrió cortes graves en su rostro y cuello, una extensa hemorragia y su laringe quedó destrozada, estas heridas le provocaron la muerte en el hospital poco después de ser mordido por el su perro, “Major”, según explicó la revista The Independent.

Cuando se produjo el ataque, había en el domicilio de Parivoitos un equipo de la BBC, quienes intentaron luchar contra el perro que estaba aferrado al cuello del sujeto, y luego llamaron a la ambulancia. Los productores quedaron atrapados en el departamento con el animal durante unos 30 minutos.

Perivoitos era el protagonista de un documental de la BBC llamado “Drugs Map Britain”, y el día de su muerte, había llegado a su casa durante la noche tras consumir cocaína. En el lugar comenzó a sufrir un ataque epiléptico acostado en su cama, fue ahí cuando su perro lo atacó.

Nicholas Carmichael, experto en toxicología veterinaria señaló sobre el caso que: “En su cuerpo, el perro tenía ocho veces el límite de droga para un conductor de autos”, agregando que encontró cocaína y morfina en la orina de ‘Major’, según los informes.

Agregando que: “El perro había consumido, comiendo una dosis o respirando el humo, y es probable que haya sido un factor en su comportamiento”.

El forense Andrew Walker concluyó que el perro posiblemente comió la droga y había reaccionado cuando su dueño tuvo un ataque epiléptico.

 

Noticias Relacionadas