[Columna de opinión] Consejos al pedir un crédito dieciochero

Publicado el 12 septiembre, 2017 Por Columna de Opinión

Estamos cercanos a la celebración de las “Fiestas Patrias”, y considerando los gastos que ello implica, muchas personas optan por la alternativa de pedir un crédito o un avance en efectivo. Lo primero que los consumidores deben tener presente es que no hay crédito gratis. Por otro lado, al momento de tomar la decisión hay […]

Estamos cercanos a la celebración de las “Fiestas Patrias”, y considerando los gastos que ello implica, muchas personas optan por la alternativa de pedir un crédito o un avance en efectivo.

Lo primero que los consumidores deben tener presente es que no hay crédito gratis. Por otro lado, al momento de tomar la decisión hay que determinar el alcance de las obligaciones y posibilidades de pago.

La Ley de Protección de los Derechos de los Consumidores (LPC), establece una serie de derechos e incluye herramientas que les permiten a las personas cotizar adecuadamente y saber de antemano cuánto terminarán pagando.

En caso de acceder a un crédito, es aconsejable solicitar una cotización y compararla con la institución de al lado. La Ley dispone que esta valoración tiene una vigencia de un período mínimo de 7 días hábiles.

Asimismo, las empresas financieras deben entregar a los consumidores una hoja de resumen, la que tiene un formato estándar y debe ir en la primera carilla del contrato y de las cotizaciones. Debe indicar el costo total del crédito y todos los gastos o cargos asociados al crédito que el consumidor está solicitando, entre otros aspectos relevantes.

Al momento de cotizar y elegir la mejor alternativa, el consejo es fijarse en el Costo Total del Crédito (CTC), que es el monto que terminará pagando al final.

Además, es importante considerar la CAE, indicador que permite conocer el costo total del crédito y comparar fácilmente entre varias empresas. Por ejemplo, si una institución ofrece una CAE de 5% y otra de 10%, sabrá que le conviene más la primera opción.

Las entidades bancarias no le pueden vender ni ofrecer productos de forma atada a los consumidores. Esto quiere decir que no pueden imponer o condicionar la contratación de un producto a otro distinto, sin darle la posibilidad de contratar dichos productos por separado.

En el caso del uso de las tarjetas de crédito, es mejor pagar concentrar todas las compras en una sola transacción. De esta manera se ahorra en el pago de comisiones.

También, antes de comprar, es aconsejable verificar con la institución emisora de la tarjeta o con el comercio si existen promociones u ofertas, como compras en cuotas a precio contado o sin interés ni comisiones, ya que podría encontrar condiciones más ventajosas.

Al momento de la compra, recordar que los meses de gracia y de no pago no son gratis y generalmente encarecen el crédito de forma considerable.

Al tratar de responder la pregunta si es mejor realizar un avance en efectivo o el crédito, en general los estudios del SERNAC han establecido que es más barato comprar a crédito que pedir un avance en efectivo.

 

Mauricio Retamal, director regional del Sernac

Región de O’Higgins

Noticias Relacionadas

Columnas 21 septiembre, 2017

Pensemos en Chile

Columnas 15 septiembre, 2017

Carta al Director:

Columnas 15 septiembre, 2017

Nuevas Farc, reciclaje o maquillaje