Con botones de pánico buscan proteger integridad de funcionarios de la salud de Rancagua

Publicado el 13 Agosto, 2017 Por Patricio Hernández

A raíz de la agresión sufrida por funcionarios del centro médico del sector Baquedano.

Continúan las repercusiones a raíz del hecho de violencia registrado el pasado 22 de julio en el Centro de Salud Familiar (Cesfam) de Baquedano, donde un paciente ahorcó a una trabajadora del recinto y atacó además a otros funcionarios del lugar.

Para clarificar la situación, el Colegio Médico de Rancagua se reunió con el jefe de la División de Salud de la Corporación Municipal (Cormun), José Antonio Cavieres, instancia donde abordaron los problemas de seguridad en los recintos de salud.

En la cita, Cavieres destacó la implementación de botones de pánico en los Cesfam n°1 en Baquedano y el n°6, en la población Vicuña Mackenna. Sistema que estará conectado con el cuadrante de Carabineros.

Por su parte, el presidente del Colegio Médico de Rancagua, Felipe Espinoza, afirmó que buscaron reunirse con la Cormun, debido a que “parte de nuestros colegiados trabajan en la atención primaria municipalizada y también como gremio tenemos una gran preocupación por todos los que laboran en estos centros de urgencia a nivel nacional”.

Respecto a las medidas que tomó la Cormun, Espinoza afirmó que “nos optimiza que se estén tomando planes de contingencia”, no obstante, lamentó que se tomen “luego de este lamentable incidente”. En la misma línea, recalcó que la iniciativa “se podría replicar en otras comunas, para los funcionarios de salud”.

 

Noticias Relacionadas