Comentario jurídico CXL: La Reforma Agraria

Publicado el 10 Agosto, 2017 Por Columna de Opinión

Se recordó la reforma agraria, señalando que se habrían cumplido cincuenta años desde la publicación de la ley N°16.640, como si hubiera sido el comienzo del proceso. Una vez más, no se dicen las cosas como son, con el silencio cómplice de quienes deberían decir la verdad. La historia, de infalible memoria, nos dice que […]

Se recordó la reforma agraria, señalando que se habrían cumplido cincuenta años desde la publicación de la ley N°16.640, como si hubiera sido el comienzo del proceso. Una vez más, no se dicen las cosas como son, con el silencio cómplice de quienes deberían decir la verdad.

La historia, de infalible memoria, nos dice que tal reforma fue iniciada en Chile con la publicación de la ley N°15.020, gobernando don Jorge Alessandri Rodríguez, de inequívoca formación derechista.

Tal norma legal fue publicada en Diario Oficial de fecha 27 de noviembre de 1962 y firmada por el Presidente de la República, antes nombrado, y sus ministros de Estado, Orlando Sandoval y Julio Phillipi. En su artículo 3°, disponía: “Con el propósito de llevar a cabo una reforma agraria que permita dar acceso a la propiedad de la tierra a quienes la trabajan, mejorar los niveles de vida de la población campesina, aumentar la producción agropecuaria y la productividad del suelo, se dictan los preceptos que a continuación se expresan.”

En su artículo 11 transformó la Caja de Colonización Agrícola en la Corporación de la Reforma Agraria, conocido hasta hoy por su sigla CORA, y en su artículo 12 dio vida al Instituto de Desarrollo Agropecuario, conocido como INDAP.

Luego, disponía: “Artículo 15°- Para los fines de la reforma agraria, declárase de utilidad pública y autorízase la expropiación de los siguientes predios rústicos” y señalaba los casos, cuyo detalle escapa a la brevedad de esta columna. Cabe recordar que en el siguiente artículo, disponía: “Artículo 16°- Para los fines de la Reforma Agraria, decláranse de utilidad pública y autorízase la expropiación de los predios rústicos no incluídos en la enumeración del artículo anterior, siempre que las expropiaciones se acuerden para ejecutar un Plan de Desarrollo Regional Agrícola y que los predios sean susceptibles de una división adecuada, o que se trate de complementar la división de otro predio.”

Como puede apreciarse, fue la derecha política, gobernante en la época, la que dio vida a la reforma agraria, como un  proceso serio y ajustado a derecho, fundado en el concepto de dar acceso al dominio de la tierra “a quienes la trabajan” (artículo 3° de la ley citada).

Cosa muy distinta es que con la ley N°16.640, gobernando la DC con su Presidente Eduardo Frei  Montalva, se haya transformado un proceso serio de traspaso del dominio de las tierras a quienes la trabajan, en un proceso político, fundado en el odio de clases, en la violencia, en la ruptura del estado de derecho, que nos condujo a lo que la historia contemporánea nos dice.

Mario Barrientos Ossa.

Abogado.

Magister en Derecho U. de Chile.

 

Noticias Relacionadas

Columnas 18 Agosto, 2017

El valor de la innovación social

Columnas 18 Agosto, 2017

Las opciones del terrorismo