RD ya es partido oficial en O’Higgins y piensa en candidatos a elecciones de noviembre

Publicado el 31 julio, 2017 Por Equipo de Corresponsales

El Servicio Electoral acogió la solicitud de constitución legal de Revolución Democrática en la Región del Libertador.

El 2016 comenzó el proceso de recolección de firmas en las comunas de Rancagua, San Fernando, Santa Cruz y Las Cabras, entre otras, para convertir oficialmente en partido a Revolución Democrática en O’Higgins.

Proceso que finalizó el jueves pasado, y que ahora espera posicionar sus candidatos al gobierno regional, así como también oficializar sus cartas a la Cámara de Diputados.

El coordinador del territorio Rancagua, Walter Blemith, manifestó que este proceso “se inicia a partir de los sueños transformadores  de un grupo de ciudadanas y ciudadanos de nuestra región que se hicieron cargo del quehacer político de nuestras comunidades así como de toda la región de O`Higgins”.

Agrega que “es el primer gran paso para emancipar esos sueños en herramienta real que nos permita modificar el rumbo de una sociedad de privilegios, hacia una nación verdaderamente democrática, en donde toda la sociedad disponga de los mismos derechos, independiente de su género, etnia  o clase social  para ser  un país libre, democrático e igualitario.”

Por otro lado Francisco Rojas quien representa a la región en el consejo nacional de RD destacó “es un orgullo ver la concreción de los sueños y desafíos que nos entregaron cientos de ciudadanas y ciudadanos que quieren realizar las transformaciones sociales en la región de O’Higgins”.

“Hago un llamado a los mismos de siempre, que sepan que a nuestra región llegó una nueva fuerza política para devolverle el poder a la ciudadanía. Nuestro compromiso es lograr una democracia realmente representativa en la región”, agregó Rojas.

Por su parte, quien lideró el equipo de voluntarios para la recolección de firmas, Claudio Toro, destacó “nuestro trabajo desplegado voluntariamente, en la calle y con la ciudadanía; lo cual  ha propiciado que nuestro ingreso al espacio público se haya dado en el lugar natural de la política, el que le corresponde por esencia,  y no en las cúpulas partidistas”.

 

Noticias Relacionadas