Estudio revela que células madre de cordón umbilical podrían detener progresión de ELA

Publicado el 16 julio, 2017 Por Equipo de Corresponsales

La investigación fue publicada recientemente por la revista norteamericana Neurology.

En 2014 se viralizó la campaña “desafío del balde de agua fría”, donde las personas se sometían a este reto frente a una cámara con el objetivo de generar conciencia y recaudar fondos para la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), logrando reunir cerca de US$ 100 millones y obtener un apoyo de proporciones para la comunidad científica en búsqueda de una cura para esta enfermedad.

La Esclerosis Lateral Amiotrófica es una enfermedad neurodegenerativa. Se origina cuando células del sistema nervioso llamadas motoneuronas disminuyen gradualmente su funcionamiento y mueren, provocando una parálisis muscular progresiva de pronóstico mortal.

Según la Corporación ELA Chile, una de cada 20.000 personas en el mundo es diagnosticada con esta enfermedad y su síntoma principal, que es la debilidad muscular, se da en 60% de los pacientes. Además, de acuerdo a la misma organización, la expectativa de vida es de entre 2 y 5 años a partir del momento del diagnóstico, aunque ello es variable. Por ejemplo, el 20% de los enfermos vive cinco años o más, el 10% más de diez y el 5% dos décadas.

El fracaso de un gran número de ensayos clínicos con diversos enfoques ha justificado la búsqueda de una cura más allá de la farmacoterapia, principalmente mediante las terapias con células madre.

Recientemente, la revista Neurology publicó los resultados de un ensayo clínico -financiado por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infeccionas (NIAID, en sus siglas en inglés)-, cuyo objetivo fue evaluar la seguridad, eficacia y durabilidad de la estabilización de la enfermedad en pacientes tras someterse a una terapia de uso de células hematopoyéticas (células que forman la sangre y que pueden ser obtenidas de la medula o cordón umbilical) para reconstruir el sistema inmune.

Los resultados indican que cinco años después, hasta el 69% de los enfermos continúa sin experimentar una progresión del mal, al no observarse un avance de los síntomas o la discapacidad asociada, ni tampoco la aparición de nuevas lesiones cerebrales.

Para el Dr. Alejandro Guiloff, director médico de VidaCel, este es un desarrollo único, donde “la proyección es que, con el tiempo, se validen cada vez más tratamientos con células madre para diversas patologías, entre ellas ELA. Hoy, ya hay solución para más de 90 enfermedades, por lo que sin duda esta es una alternativa real y cada vez más cercana para salvar la propia vida o la de un familiar”.

Noticias Relacionadas