Editorial: Detenciones ciudadanas y golpizas a delincuentes

Publicado el 12 Julio, 2017 Por Equipo de Corresponsales

Una investigación del Centro de Estudios de Conflictos y Cohesión Social  reveló que un 76% de los chilenos justifica detenciones y golpizas ciudadanas en contra de quienes cometen delitos en lugares públicos. Una situación que no diferencia ideologías ni situación socioeconómica: A favor de este tipo de hechos se muestra el 81% de quienes se […]

Una investigación del Centro de Estudios de Conflictos y Cohesión Social  reveló que un 76% de los chilenos justifica detenciones y golpizas ciudadanas en contra de quienes cometen delitos en lugares públicos.

Una situación que no diferencia ideologías ni situación socioeconómica: A favor de este tipo de hechos se muestra el 81% de quienes se identifican con la derecha y el 78% de quienes dicen ser de centro.  Mientras que un 79% y 76% de quienes justifican esta actitud, se clasificaron como de “clase media” y “media-baja”, respectivamente.

¿Qué reflejan estos datos? Primero, que una parte importante de los chilenos justifica métodos más allá de lo que la legislación establece para poder resolver esta clase de conflictos. Situación que en general pone en riesgo la integridad de los propios ciudadanos que están ejerciendo un rol que no les corresponde, pero que a la vez, sienten la necesidad de realizar. ¿Por qué? Con este tipo de conductas queda de manifiesto que los chilenos poco confían en las instituciones, y particularmente en la justicia, ya que ven que ciertos eslabones de la cadena no dan las garantías que la ciudadanía espera.

La percepción de la ciudadanía respecto a cómo se enfrenta el tema de la delincuencia tiene que ver con la brecha que existe entre lo que espera la gente en cuanto a la pena o sanción y lo que en la práctica pueden determinar los tribunales amparándose en la legislación vigente.

Por eso, urge que quienes están gobernando los destinos del país –sin distinción política- emanen señalen potentes, claras y efectivas para poder enfrentar este flagelo. Y no solo en relación a la sanción o condena; sino que también en materia de prevención y reinserción.

Avalar  conductas como detenciones ciudadanas y golpizas a antisociales como una alternativa válida para enfrentar la delincuencia, puede generar conductas aún más peligrosas y riesgosas en el futuro, que terminen en el no respeto a la instituciones y degenerando la forma en que como sociedad enfrentamos este tipo de problemática.

 

Noticias Relacionadas

Columnas 26 Julio, 2017

Excel en las empresas