Editorial: ¿Desconfianza total?

Publicado el 14 Julio, 2017 Por Equipo de Corresponsales

No se puede desconocer que actualmente vivimos en una época de desconfianza social, que no distingue color político y donde los dardos apuntan tanto a organizaciones del sector público como del ámbito privado. Colusiones de empresas, fraude en Carabineros, irregularidades en el Ejército, Caval, Penta y SQM se han tomado las portadas de los diarios […]

No se puede desconocer que actualmente vivimos en una época de desconfianza social, que no distingue color político y donde los dardos apuntan tanto a organizaciones del sector público como del ámbito privado. Colusiones de empresas, fraude en Carabineros, irregularidades en el Ejército, Caval, Penta y SQM se han tomado las portadas de los diarios y han sido la razón fundamental de la desconfianza que existe en la ciudadanía hacia quienes lideran hoy el país. No son todos. Eso hay que aclararlo, pero las conductas de algunos terminan por empañar o enlodar la labor que otros realizan con ética y probidad.

¿Cómo recuperamos la confianza? Primero, dejando que las instituciones funcionen y  ajenos a la furia de las redes sociales o de toda condena social previa, finalmente en Chile serán los tribunales de justicia los encargados de establecer qué ocurrió en estos casos y si realmente las situaciones que se investigan son constitutivas de delito.

Segundo, que las autoridades den garantías reales de que, en caso de revelarse irregularidades, se crearán mecanismos más rigurosos y eficientes para evitar que ocurran en el futuro.

En la región, en el último tiempo, también se han conocido casos que están siendo investigados por la justicia, y que han sembrado un manto de duda respecto al correcto desarrollo al interior de algunas instituciones. Por ello, la región no escapa de las complejas situaciones que en los últimos meses han ayudado a acrecentar la desconfianza ciudadana.

Pero hoy, no hay más que una condena social y un fuerte cuestionamiento de la sociedad chilena en la mayoría de estas investigaciones. Y es precisamente por este manto de dudas que se ha sembrado, que se vuelve clave la labor de los tribunales. Primero, con una investigación acuciosa, sin presiones, que  permita determinar cuáles de estas situaciones están reñidas con la justicia; y, en caso de que existan delitos, tener la certeza de que estos serán sancionados como la ley establece.

 

 

 

Noticias Relacionadas

Columnas 26 Julio, 2017

Excel en las empresas