Recomendaciones para evitar accidentes domésticos producto de los sistemas de calefacción

Publicado el 16 Julio, 2017 Por Patricio Hernández

Además del estado de los artefactos, se debe considerar la ventilación del lugar donde se ubica.

Con la llegada del invierno, las estufas y calefactores se convierten en protagonistas. Sin embargo, los esfuerzos por mantener calefaccionados los ambientes pueden generar algunos riesgos, sobre todo para los más pequeños del hogar, especialmente durante las vacaciones de invierno.

En ese escenario, Thörben y Havel empresas líderes en sistemas de calefacción entregan recomendaciones para evitar accidentes domésticos.

Si su fuente de calor es con fuego, se debe tomar precaución que los niños no tengan acceso a ello y además ventilar los espacios para oxigenar el lugar y liberar los gases tóxicos.

En caso de las chimeneas, se debe poner especial atención a la última mantención que se le realizaron a los ductos, ya que al eliminar el hollín se reduce el riesgo de inflamación, incendios e intoxicaciones.

Para las estufas a parafina se debe tomar la precaución que cuando se aplique el combustible, el artefacto debe estar totalmente apagado. Además de encenderlos y apagarlos en el exterior, ya que los gases de la combustión que salen al inicio y al final, son los más peligrosos para el organismo.

Las estufas eléctricas, antes de comenzar a usarlas, se debe corroborar que se encuentre en buenas condiciones y no sobrecargar los enchufes para no generar cortes de circuito o incendios. Adicionalmente, se deben ubicar en un lugar alejado del tráfico, en una superficie que sea firme, nivelada y no inflamable.

En el caso de las estufas a gas se debe observar que tenga una llama constante de color azul, ya que, si presenta un color amarillo y en movimiento, se debe acceder a un servicio técnico autorizado para chequear esta anomalía, ya que puede significar pérdida de monóxido de carbono.

Siempre se debe tener en cuenta que, al minuto de escoger un artefacto, este cumpla con las normas de certificación técnica y disponga de toda la autentificación que se requiere. Asi como no utilizarlos para otras funciones que no estén predeterminadas, como secar ropa o calentar objetos.

 

 

Noticias Relacionadas