Casos de hepatitis A aumentan alrededor de un 100%: Prácticas sexuales incrementaron la cifra

Publicado el 30 julio, 2017 Por Patricio Hernández

Experto llamó a tomar medidas de higiene para prevenir contagio.

El Ministerio de Salud (Minsal) informó mediante un informe de vigilancia que los casos de hepatitis A se duplicaron a nivel nacional. Hasta junio se han presentado 1.184 enfermos en todo el país, mientras que el primer semestre del año pasado solo hubo 590 contagios.

Según se explicó, una de las causas de este incremento son prácticas sexuales, variable cuyo impacto en este aumento no se había visto por lo que el Minsal la calificó de “inusual”.

En ese sentido, el especialista en salud pública y director de la Escuela de Medicina de la Universidad de Santiago de Chile (Usach), Mauricio Osorio, explicó que la cifra da cuenta de una situación que dejó de ser endémica y que, por lo tanto, “debe llamar a la alerta”, ya que el número de casos está configurando la aparición de un brote epidémico.

“La forma de contagio de la hepatitis A es por heces fecales, lo que significa que aquí han cambiado costumbres de la práctica diaria, que hacían que uno estuviera protegido”, explica el doctor.

A su juicio, esto se debe a un relajo en cuanto a los hábitos de higiene de la población, la que debe entender la base del contagio, de allí la necesidad de extremar las precauciones.

En esa línea, el salubrista de la Usach indica que lo más importante es volver a educar a la comunidad respecto a los cuidados, síntomas y acciones que debe seguir a fin de evitar la enfermedad.

Para Osorio, en este brote de hepatitis A es fundamental hacer hincapié en el lavado de manos y de utensilios, y evitar el contacto con personas contagiadas. “No es solo evitar ciertas prácticas sexuales, sino también, por ejemplo, cerciorarse de que la comida que uno se sirve fuera de la casa, responda a los estándares sanitarios”, enfatiza.

Finalmente, el especialista recuerda que algunos síntomas de la enfermedad son decaimiento en el ánimo y dolor de abdomen. “Habitualmente, la parte blanca de los ojos se coloca amarilla; la orina de color té; y las heces de color blanco”, advirtió.

En ese sentido, instó a que “si la persona se da cuenta de que tiene estos síntomas, debe consultar inmediatamente. La inflamación del hígado puede llevar a situaciones insospechadas”.

 

 

Noticias Relacionadas