Las tres propuestas de la Cámara Chilena de la Construcción para reactivar la economía

Publicado el 15 Mayo, 2017 Por Patricio Hernández

Desde el gremio buscan propiciar el crecimiento económico.

El bajo crecimiento económico exhibido en los últimos años fue el eje central de la intervención realizada por Sergio Torretti, presidente de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), durante el Desayuno Anual de Empresarios de la Construcción, realizada en CasaPiedra, en el marco de la Semana de la Construcción y que contó con la presencia de autoridades, otros representantes del sector privado y socios del gremio.

Según el dirigente, “las razones del bajo crecimiento económico ya no tienen que ver con el contexto mundial. De hecho, el propio FMI (Fondo Monetario Internacional) proyectó un aceleramiento de la economía global para este año. Tiene que ver más bien con la política que, por acción u omisión, ha posibilitado la elaboración de políticas públicas que afectaron la confianza, la inversión y el crecimiento”.

René Carvajal, presidente CChC Rancagua, explicó que “somos una nación en la que todavía viven cerca de dos millones de personas en la pobreza. Pero ha sido gracias a un esfuerzo público-privado de décadas que muchos más han podido salir de esta condición, en lo que constituye una historia de la que debemos sentirnos orgullosos y que cabría recordar de vez en cuando a las nuevas generaciones”.

En la instancia, se presentaron una serie de propuestas para reactivar la economía, en ese contexto, se planteó agilizar proyectos de concesiones ya adjudicados mediante la creación de una mesa de trabajo público-privada que destrabe aquellas iniciativas que, habiendo sido licitadas, su construcción aún no se inicia por estar pendiente algún trámite.

El gremio estimó que existen proyectos por US$ 1.500 millones de dólares que se encuentran en esta situación, los que podrían dar trabajo a cerca de 2.000 personas durante su ejecución.

Asimismo, se planteó crear un nuevo subsidio de movilidad social, permitiéndose a personas que ya obtuvieron un subsidio habitación y que tienen una vivienda, puedan entregarla como parte de pago para, con el apoyo de un nuevo subsidio acotado y un crédito hipotecario, puedan acceder a una mejor vivienda, en barrios mejor localizados y con mejores estándares.

Finalmente, se propuso acordar una nueva agenda pro-crecimiento entre el sector público y privado, que le devuelva el dinamismo a la economía y ayude a elevar el crecimiento potencial del país.

Noticias Relacionadas