Incendios: CGE considera “infundadas y desproporcionadas” imputaciones a ejecutivos y rechaza cautelares

Publicado el 20 Abril, 2017 Por Carla Dinamarca Miranda

Dos de los tres trabajadores de la empresa de electricidad deberán permanecer, por 120 días, en prisión preventiva, en la cárcel de Santa Cruz.

 

En relación a la audiencia de formalización realizada en el Juzgado de Garantía de Peralillo en contra de los ejecutivos de CGE, la empresa emitió una declaración pública donde rechazaron las medidas cautelares para dos de los tres imputados y consideraron “infundadas y desproporcionadas” las acusaciones en contra de sus trabajadores.

“La empresa considera infundadas y desproporcionadas las imputaciones realizadas por la Fiscalía y tiene la convicción de que a sus trabajadores no les asiste responsabilidad penal alguna y espera seguir demostrando en el proceso esta certeza, a través de la entrega de antecedentes y argumentos que desvirtúen la tesis del Ministerio Público”, indicaron desde CGE.

A esto, desde la compañía agregan que “rechazamos las medidas cautelares solicitadas por la Fiscalía y concedidas por el Tribunal. Nos parece totalmente desmedida y sin precedente la orden de prisión preventiva para dos de nuestros ejecutivos, en circunstancias que tanto la empresa como sus ejecutivos, todos de larga trayectoria profesional en el sector eléctrico, han estado a disposición para entregar todos los antecedentes requeridos en la investigación”.

Desde este punto, la empresa puntualizó en la forma que se ha llevado la indagatoria por parte de la Fiscalía, donde “lamentamos cómo se ha conducido el proceso, donde se han filtrado a los medios de comunicación detalles de la investigación y solicitudes de formalización, generándose un prejuicio público, pudiendo afectarse con ello la debida imparcialidad del mismo”.

Tras finalizada la audiencia de formalización, el abogado del gerente de Operaciones Esteban Vucetich, Leonardo Battaglia, se refirió al proceso y a la resolución, indicando que “no compartimos el razonamiento del tribunal, lo respetamos, pero no podemos estar satisfechos después de una resolución que no compartimos. Yo creo que se aportaron los antecedentes suficientes para dar cuenta de todo lo contrario”.

Pese a que el tribunal decretó la prisión preventiva, el abogado no descartó apelar en la Corte de Apelaciones de Rancagua  a la libertad de  gerente técnico, Pablo Yáñez; y el gerente de Mantenimiento y Construcción de Santa Cruz, José Reyes.

“Lo primero es preocuparnos de las personas y hacer todo lo posible para poder obtener una modificación de la cautelar y, en lo posible, ojalá, a través  de la apelación que intentaremos en la corte para poder revertir esta resolución, lo más seguro es que lleguemos a un juicio oral y ahí vamos a demostrar la inocencia de estas personas”, indicó el abogado.

Noticias Relacionadas