[EDITORIAL] Censo: Apoyo a políticas públicas y privadas

Publicado el 18 abril, 2017 Por Equipo de Corresponsales

Se alistan los últimos detalles para que se lleve a la práctica el desafío de saber cuántos y quiénes somos, así como dónde y cómo vivimos. Se trata del Censo abreviado que este miércoles se aplicará en todo el país, sin excepción; y que por su naturaleza tendrá en su cuestionario preguntas relacionadas a las […]

Se alistan los últimos detalles para que se lleve a la práctica el desafío de saber cuántos y quiénes somos, así como dónde y cómo vivimos. Se trata del Censo abreviado que este miércoles se aplicará en todo el país, sin excepción; y que por su naturaleza tendrá en su cuestionario preguntas relacionadas a las personas, al hogar y la vivienda.

Este Censo viene a corregir los errores detectados en el proceso que se llevó a cabo en 2010, bajo la administración de Sebastián Piñera, que no solo fue criticado por no entregar información confiable, sino que además por el gasto de dinero que no ha permitido tener una radiografía clara de cómo es el Chile actual, sus demandas y necesidades.

Todos coinciden entonces en lo necesario que se hace realizar este proceso, ya que el país experimenta un retraso de cinco años respecto a resultados confiables en esta materia.

Por ello, primero se debe demostrar que se aprendió de los errores cometidos en 2012: la nueva administración volvió a realizar un censo de hecho, donde para recabar información se solicitaron voluntarios y no encuestadores pagados, y que se va a llevar a cabo en un solo día.

Segundo, es de vital importancia que el proceso se desarrolle con normalidad, con una correcta participación ciudadana en cuanto a abrir la puerta de sus hogares y contestar de manera seria y responsable las preguntas de los encuestadores.

De esta forma se busca dar solución a años de falta de información certera y de desactualización en datos claves para elaborar políticas públicas y privadas.

Solo así sabremos a ciencia cierta no solo cuántos somos, sino que además las principales características de los habitantes de este país, y cuáles son la reales necesidades en materia de vivienda, educación, trabajo y residencia.

Con la realización de un Censo serio, ordenado y bien planificado, que se suma a una participación responsable de la ciudadanía, podremos garantizar el éxito de este proceso, vital para la creación de políticas públicas y privadas acorde a las reales necesidades de este nuevo Chile, lo que permitirá poder focalizar de una manera más eficiente los recursos para enfrentar los problemas y demandas de sus habitantes.

Noticias Relacionadas

Columnas 18 octubre, 2017

Sin dinero no hay Presidente