Detienen a guardia de seguridad que habría disparado contra hombre que robaba nueces

Publicado el 18 Abril, 2017 Por Carla Dinamarca Miranda

Al sujeto se le imputó el delito de homicidio frustrado. La víctima permanece internada en el Hospital Regional de Rancagua,

Internado en el Hospital Regional de Rancagua se encuentra un hombre de 35 años, quien ingresó de gravedad al servicio de Urgencias, luego de ser baleado con perdigones.

La víctima habría sido atacada por un guardia de seguridad luego de que ingresara a un fundo a robar nueces, razón por la cual Carabineros detuvo al trabajador del predio por el delito de homicidio frustrado y a un segundo imputado por tenencia ilegal de arma.

Según informó la policía, desde el Hospital Regional de Rancagua se ingresó una denuncia por un herido de bala ante la Fiscalía, por lo que fue instruido personal de la Sección de Investigación Policial (SIP) de la Primera Comisaría para establecer la forma y circunstancias en que el hombre de 35 años fue herido, con lesiones que lo mantienen aún hospitalizado en el recinto asistencial.

Fue así como tomaron la declaración de la víctima, quien le relató a los uniformados que los hechos ocurrieron durante la noche al interior del fundo Los Fresnos. Éste habría ingresado al predio agrícola con la intención de sustraer nueces y al ser sorprendido por los guardias, uno de estos le disparó y pese a las lesiones logró huir hacía el fundo colindante, lugar donde fue encontrado por personal de Carabineros.

Con esta declaración, la SIP realizó nuevas indagatorias y tomó la declaración de los cuatro trabajadores del fundo para establecer en que horario trabajaron durante la jornada en ocurrió este hecho. Los empleados habrían sindicado a uno de los trabajadores como el supuesto autor del disparo, quien resultó ser un hombre de 43 años.

El guradia, identificado como L.A.C.M., fue ubicado y detenido por el delito de homicidio frustrado con arma de fuego, quien habría reconocido su autoría y detallado que el arma supuestamente utilizada era una escopeta que había sido facilitada por un amigo, a quien se la habría devuelto.

Los uniformados para incautar el arma -para utilizarla como medio de prueba- lograron ubicar el paradero del amigo del imputado, quien habría reconociendo que mantenía la citada escopeta marca Baika, calibre  12. Esta no contaba con documentación y tampoco estaba inscrita como de su propiedad. Pese a que el sujeto manifestó habérsela facilitado al guardia de seguridad, no entregó antecedentes de la procedencia del arma.

Por orden de la Fiscalía de Rancagua ambos sujetos fueron detenidos. El trabajador del fundo por homicidio frustrado mientras que su amigo por tenencia ilegal de armas, quedando a disposición del Juzgado de Garantía. En tanto, el arma fue incautada y  remitida al Labocar para ser sometida a peritajes, como también las vestimentas de la víctima para el análisis correspondiente.

Noticias Relacionadas