¿Sirven las dietas de moda? Conoce la opinión de expertos y nutricionistas

Publicado el 19 marzo, 2017 Por Equipo de Corresponsales

Importantes consejos a la hora de querer bajar de peso.

Una receta fácil, rápida y que requiera del mínimo esfuerzo para perder algunos kilos parece ser lo que buscan los chilenos. Es que siempre existe una “dieta de moda”. Sin importar su nombre, todas se basan en eliminar o restringir algún alimento y quienes las siguen no se cuestionan si estas conductas tendrán efectos a largo plazo y dañarán su salud.

Lo primero que debemos saber es que “cualquier dieta que limite la ingesta calórica nos hará perder peso, pero las que restringen por completo un alimento actúan en desmedro de la salud, ya que generan falta de nutrientes, gatillando deficiencias y un efecto rebote”, asegura la nutricionista de la Clínica Dyet, Katherine Larraguibel.

La doctora Verónica Gaete, médico especialista en trastornos alimentarios de la Corporación SerJoven, dice que “la forma más saludable y efectiva de perder peso y mantenerse luego es teniendo una dieta balanceada, que no sea estricta ni demonice alimentos, y realizando actividad física”.

Por su parte, el médico especialista en nutrición y asesor de Herbalife, Pedro Barreda, es tajante en afirmar que “ninguna dieta de moda o las enseñanzas de gurús darán mejores resultados que una alimentación balanceada, de hecho, sus consejos sin una adecuada supervisión médica pueden ser contraproducentes y causar más daños”.

La verdad de las modas

Larraguibel señala que el Método Grez aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y cáncer ya que restringe alimentos como granos, frutas y carbohidratos integrales que tienen un efecto cardioprotector y disminuyen el riego de cáncer. “Siempre que un nutriente falte y no se suplemente se generan problemas, incluso se pueden desatar patologías asociadas únicamente con esta carencia”.

Para la doctora Gaete el erradicar los lácteos sin una razón médica es contraproducente -al menos en niños y adolescentes- ya que ponemos en riesgo la salud general del cuerpo. “El que no consumamos lácteos nos quita una de las fuentes más importantes de proteínas y calcio, lo que puede tener serias repercusiones en el organismo y en la fortaleza de los huesos”.

Pedro Barreda agrega que el daño de estas dietas no va solo en relación a la falta de un nutriente -la cual admite importante- sino que a la ausencia de control de un nutriólogo o nutricionista. “El éxito de una persona inspira al resto a imitarlo, sin tener claro por qué funcionó ni en cuenta de que cada individuo tiene sus propios requerimientos nutricionales”.

Noticias Relacionadas