Hospital de Rancagua: Trabajador denuncia homofobia laboral y Movilh no descarta acciones legales

Publicado el 15 Marzo, 2017 Por Patricio Hernández

El funcionario habría sido agredido verbal y físicamente por sus compañeros en la lavandería del recinto.

Pese a las políticas públicas enfocadas en la equidad de género y el fin a la discriminación por la orientación sexual de las personas, en el Hospital Regional de Rancagua un joven funcionario denunció ser víctima de agresiones físicas y verbales debido a su homosexualidad.

La situación se generó luego que un auxiliar del servicio de lavandería del recinto de salud, identificado como W.J.S., de 22 años, denunciara ante sus superiores la situación que lo aqueja y apuntará a siete funcionarios como los responsables.

La denuncia la hizo pública el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh). El presidente de la agrupación, Rolando Jiménez, explicó a diario El Tipógrafo que el afectado “lleva trabajando ahí aproximadamente tres meses y apenas llegó comenzó a ser objeto de agresiones verbales e incluso físicas por su condición sexual por parte de seis o siete compañeros de trabajo, en su mayoría mujeres”.

Ante esta situación, según Jiménez, el auxiliar de lavandería “no aguantó más y puso una denuncia en Bienestar. Ahí se abrió una investigación sumarial por parte del director (del hospital)”.

Según los antecedentes que tienen en el Movilh, “la denuncia fue respaldada por el jefe directo de W.J.S. y eso significó que se armó toda una estrategia para desacreditar al jefe por parte de los trabajadores involucrados en la agresión”.

El representante del movimiento asegura además, que le informaron que desde el recinto hospitalario le manifestaron al joven afectado que “si él sacaba la denuncia se acababa todo el problema y lo dejaban de ‘joder’ a él y a su jefe con este tema”.

Ante esta situación, Rolando Jiménez asegura que “el director del Hospital junto con nosotros, le recomendamos que no sacara la denuncia”.

De momento, desde la agrupación sostiene que esperarán “los resultados de la investigación y las sanciones que se puedan determinar porque es gravísimo lo que ocurrió”.

Sin embargo, no descartan tomar acciones judiciales y asegura que “todo depende del resultado y las sanciones que se apliquen o no. Si hay un sumario bien hecho, bien llevado, que se sanciona acorde a la gravedad que corresponde a una acción de acoso o violencia contra una persona por su orientación sexual”.

“Si no hay la convicción de que se hizo todo lo posible por sancionar esta situación, evaluaremos junto al afectado las acciones que podamos seguir”, detalló el vocero del Movilh.

Cabe señalar que desde el Hospital Regional se están recopilando antecedentes para esclarecer los hechos y evaluar las posibles medidas a tomar.

Noticias Relacionadas