Vecinos de sector norte de Rancagua están cansados de que usen sus pasajes como estacionamientos

Publicado el 17 Febrero, 2017 Por Carla Dinamarca Miranda

Hace cerca de tres años cuidadores no autorizados estarían derivando a los automovilistas que van a realizar trámites al Juzgado de Policía Local hasta el sector de Plaza Maipo, pese a las señaléticas que existen en el lugar que prohíben estacionar.

 

Más de 40 años tiene el sector de Plaza Maipo, ubicado en la zona norte de Rancagua. Pero hace tres años deben soportar una molesta situación afuera de sus casas. Es que cuidadores no autorizados están utilizando sus pasajes como estacionamientos para los usuarios de los juzgados de policía local, ubicados en el edificio de la municipalidad Tomás Guaglén.

“Esta situación  nos ha traído un montón de problemas en la semana. La gente que concurre a realizar sus trámites al municipio deja su  automóviles en nuestros pasajes, no porque ellos quieran, sino porque en nuestros pasajes hay cuidadores que no están autorizados, los cuales hacen ingresar a los vehículos a los pasajes”, denuncia el presidente junta de vecinos de Plaza Maipo, Nelson Marín.

Como medida paliativa, el municipio hace un tiempo instaló carteles para que no ingresaran los vehículos hasta el sector, sin embargo, el presidente de la junta de vecinos manifestó que esta medida no dio resultado, ya que fueron sacados por los propios cuidadores.

“Estos personajes tapan los letreros con cartones y además le dicen a los usuarios que los carteles de la municipalidad están obsoletos. Nosotros le hicimos ver el problema al director de Tránsito, nos hemos reunido varias veces con él para darle a conocer la problemática y él se comprometió a poner topes”, cuenta el dirigente, y aunque estos topes se instalaron “no dan resultados porque las personas igual se estacionan y obstruyen más el pasaje”, asegura.

Plaza Maipo se ubica en el sector norte de la comuna y tiene más de 40 años de vida. En la actualidad viven, en su mayoría, a adultos mayores. El miedo de los vecinos radica en que producto de la obstrucción que afecta a sus viviendas, se produzca una emergencia o un accidente fatal.

Nelson Marín indica que “nuestros vecinos quedan expuestos a cualquier vehículo que pase y a un accidente. Tenemos también que aguantar ruido, estos tipos a las 8 de la mañana se ponen a gritar. Se han dado situaciones que las ambulancias no pueden pasar por los autos mal estacionados, si acá hubiese un incendio ahí sería grave”.

Pese a que los vecinos se han reunido con el municipio y este ha creado estacionamientos en el sector de República de Chile, la comunidad cree que trasladando los juzgados desde el edificio municipal se terminaría el uso de sus pasajes como estacionamientos.

Consultada la municipalidad de Rancagua  respecto a esta problemática, hasta el cierre de la edición no logramos contar con su versión.

Noticias Relacionadas