La increíble respuesta de Contraloría para no investigar a Teatro Regional en noviembre pasado

Publicado el 10 Enero, 2017 Por Jaime Castañeda

La petición fue realizada por el ex candidato a concejal y a diputado por Rancagua, Ricardo Cerda.

Si bien la polémica por los dineros del Teatro Regional estalló la semana pasada, hace bastante tiempo el ex candidato a concejal por Rancagua, Ricardo Cerda, ha estado indagando sobre supuestas irregularidades en el otorgamiento de recursos fiscales para el teatro. “Entre diciembre del 2015 y octubre de 2016 logré detectar un traspaso de 1.020 millones de pesos del municipio a esta corporación privada (Corporación Cultural de Rancagua) que administra el Teatro Regional”, sostiene Cerda.

Por ello recurrió a la Contraloría General de la República, esperando que la entidad investigara esta situación. “Cuando hago esta presentación en Contraloría pasó un tiempo hasta que en noviembre me responde una carta el contralor y, la verdad, no dejó de causarme extrañeza la respuesta”, sostiene quien solicitó la indagatoria.

La carta, con fecha 11 de noviembre de 2016, está firmada por el contralor regional Marco Antonio Troncoso y en uno de sus párrafos expresa que “las materias denunciadas (…) serán consideradas en futuras actividades de fiscalización”, pero se niega a realizarlas en esta oportunidad porque “requiere de significativos recursos humanos, financieros y materiales que, por su escasez, necesariamente deben ser aplicados con cuidadoso resguardo”.

Según Ricardo Cerda, el contralor “prácticamente me estaba diciendo que si bien es cierto esta era una corporación de derecho privado en la cual  Contraloría debe indagar sobre el uso que se le están haciendo a los dineros que son de procedencia pública, me dice que la Contraloría no tiene plata y prácticamente no tiene tiempo para poder indagar sobre esos temas porque hay otros, me deja entrever, que son más importantes”.

El documento señala que “esta entidad contralora ejerce sus funciones conforme a planes y programas previamente elaborados, que abarcan las materias más relevantes en un estricto orden de prioridades según su trascendencia jurídica, económica y social, cuya preparación y desarrollo requiere de significativos recursos humanos, financieros y materiales que, por su escasez, necesariamente deben ser aplicados con cuidadoso resguardo para asegurar una fiscalización eficiente y eficaz”.

El afectado no encuentra justificación para tal respuesta. “Me pregunto ahora quién podrá defendernos si Contraloría no toma parte de manera inmediata en un caso que para mí reviste importancia fundamental toda vez que es mucha plata. Si no es prioridad esta situación, en la cual hay un trasvasije de fondos cuantiosos, ¿qué es prioridad para Contraloría?”, reclama.

A juicio de Cerda, “cuando alguien dice que la instituciones funcionan, uno tiene argumentos de sobra y de peso para decirle que no están funcionando. Esto a mí me causa profunda extrañeza e indignación”.

Noticias Relacionadas