El tenso clima que se vive en concejo municipal de Rancagua por cuestionamientos a Teatro Regional

Publicado el 12 enero, 2017 Por Patricio Hernández

La situación quedó al descubierto en la última sesión, donde el alcalde y concejales se enfrascaron en duros diálogos.

El concejo municipal de Rancagua vive uno de sus momentos más tensos desde su nueva conformación. Es que las presuntas irregularidades al interior del Teatro Regional de Rancagua han encendido el debate entre concejales y el alcalde Eduardo Soto, con fuertes acusaciones y recriminaciones de uno y otro lado.

Sin ir más lejos, en la sesión del pasado martes los concejales emplazaron al jefe comunal a entregar detalles del proceso de investigación que está llevando a cabo el Ministerio Público, a través de la Brigada de Delitos Económicos (Bridec) de la Policía de Investigaciones (PDI). Según el concejal Danilo Jorquera (PC) “sería triste que nos siguiéramos enterando por la prensa de lo que está pasando en esta ciudad y, en este caso, con el Teatro Regional”.

Ante esta situación, el edil Eduardo Soto respondió a Jorquera: “Hay mucha gente que siempre ha tenido un poco de animadversión, en primer lugar, a mi gestión y, en segundo lugar, al teatro y han, lamentablemente, encontrado que esta es la oportunidad para ayudar a destruirlo”.

Tras ese impasse, Carlos Arellano (DC) recordó la entrega de antecedentes que, por este tema, hizo un grupo de concejales en Contraloría y explicó que “obedece a que, hasta ese momento, usted mismo nos informó que se habían tomado medidas, pero no había habido nada concreto en Contraloría ni en Fiscalía”.

Ante este cuestionamiento, Soto respondió en duros términos y acusó al concejal DC de “enredarme y pretender decir que no habíamos hecho nada”. El edil aseguró que “hice lo que correspondía, lo que mi conciencia me dicta y lo que debía hacer cualquiera persona responsable que ocupa un cargo en la alcaldía, por lo tanto, nosotros pusimos la presentación”. Eduardo Soto insistió en que “no acepto que usted venga a decir que nosotros no hicimos nada porque eso es falso”.

El jefe comunal agregó que Arellano “está confundiendo, no sé con qué intención. Prefiero que sea ignorancia a mala intención, pero estoy claro de lo que hicimos. Nosotros hicimos una presentación el día 30 (de diciembre) y está disponible y se puede verificar si es así o no”.

Pero Soto no terminó ahí y le enrostró al concejal que “yo hice lo que correspondía y lo he hecho siempre que he encontrado alguna irregularidad en este municipio, y vaya que encontré bastantes cuando me correspondió asumir la alcaldía”.

Finalmente, el edil se enfrascó en una discusión con el concejal Patricio Henríquez (PS), luego que este solicitara el número de parte de la entrega de antecedentes del municipio, ya que “en Tribunales me dijeron que no había ninguna presentación ni en Contraloría ni ahí, del municipio”.

Además, Henríquez recalcó que la información fue entregada por la Fiscalía y no “es una cosa por perseguir, ni dárselas de nada”.

Ante esto, el alcalde reiteró que se habían entregado los antecedentes el 30 de diciembre ante Carabineros.

Posteriormente, Soto manifestó que “desde el municipio yo no tengo nada que esconder y está toda la información disponible. No solamente para el concejo, sino también para todos los vecinos porque así lo permite la ley”.

Por su parte, la concejal Pamela Jadell (UDI) señaló estar tranquila, pese a las irregularidades en el Teatro, ya que “nosotros (como concejo) hemos aprobado dineros que han sido supervisados por control y la Corporación, por ser de derecho privado, no tenemos mucho donde hincar el diente. Nosotros hemos supervisado y controlado lo que se nos ha mostrado. Más allá es responsabilidad del directorio (de la Corporación) y no de este concejo”.

Al terminar la sesión, el concejal Patricio Henríquez recordó que Soto “nos acusó que habría cierto oportunismo político en nuestro actuar. Yo planteé esto en el concejo pasado; dije lo que iba a hacer, las acciones que iba a seguir, que iba a presentar antecedentes ante tribunales, como nos obliga la ley”.

Sin embargo, el alcalde insistió en el calificativo, argumentando que si “ellos ya sabían que habíamos hecho una presentación de los antecedentes al Ministerio Público y van a hacer lo mismo que nosotros hicimos, si no es oportunismo no sé qué término tiene”.

Noticias Relacionadas