Conocido gimnasio deberá pagar millonaria indemnización a clienta que sufrió robo en el recinto

Publicado el 9 Enero, 2017 Por Equipo de Corresponsales

Desde el casillero le hurtaron una serie de artículos personales.

 

El segundo juzgado de policía local de Rancagua condenó al gimnasio Palestra Sport a pagar una multa de 30 UTM a una clienta que sufrió un robo en el recinto, mientras realizaba ejercicios. La medida se adoptó luego de una denuncia interpuesta por la dirección regional del Sernac de O’Higgins.

Según se pudo establecer, la afectada había dejado su cartera con una serie de artículos personales al interior del casillero que el recinto dispone para ello, y al regresar a retirarla, se encontró con la desagradable sorpresa de que alguien había vulnerado la cerradura y robado varias de sus pertenencias.

Por ello, la afectada acudió ante la administración del recinto, y al no obtener una respuesta satisfactoria interpuso el reclamo ante el Sernac.

Tras realizar la mediación respectiva, y al no recibir una propuesta que compensara el daño sufrido por la consumidora, el servicio interpuso la denuncia ante el segundo juzgado de policía local de Rancagua.

Luego de analizar los antecedentes, el tribunal concluyó que el Gimnasio Palestra Sport infringió la Ley de Protección de los Derechos de los Consumidores, que consagra el derecho de las personas a la seguridad al momento de realizar una acción de consumo.

Durante el juicio quedó demostrado que la empresa no contaba con sistemas de control o cámaras de vigilancia que garantizaran la seguridad o previnieran este tipo de hechos.

Finalmente, el tribunal condenó al Gimnasio Palestra Sport al pago de una multa de 30 UTM, esto es, $1.386.000.

El director regional del Sernac, Mauricio Retamal, explicó que a través de este fallo la justicia confirmó una vez más que las personas tienen derecho a consumir o contratar servicios con seguridad. “Esto significa que las empresas tienen que tomar todas las medidas necesarias para no arriesgar la seguridad de las personas ni la de sus bienes”, enfatizó.

Ante los robos, “los principales responsables son los delincuentes y la Fiscalía es la encargada de perseguir esa responsabilidad. No obstante, es deber de las empresas contar con los mecanismos de seguridad apropiados y frente a cualquier sospecha de robo, tienen el deber de llamar a Carabineros y entregar respuesta a los consumidores afectados”, finalizó la autoridad regional.

 

Noticias Relacionadas