Alcalde de Rancagua reconoce que en Teatro Regional “hay situaciones que nos merecen dudas”

Publicado el 5 enero, 2017 Por Patricio Hernández

Eduardo Soto debió enfrentar la polémica generada tras la salida del director del recinto. Se habrían encontrado "inconsistencias de carácter administrativo, que obviamente tienen vinculación con el área económica”, según el edil.

La salida de Marcelo Vidal del cargo de director del Teatro Regional dejó al descubierto una serie de irregularidades al interior de la entidad, que actúa bajo la orden de la Corporación de la Cultura y las Artes de la municipalidad de Rancagua.

Ante esta situación, tanto el intendente de O’Higgins, Pablo Silva, como el alcalde Eduardo Soto, acudieron a la Fiscalía y entregaron al Ministerio Público antecedentes para iniciar una investigación y esclarecer los hechos, según publicó diario El Tipógrafo en su edición del martes 4 de enero.

A pesar de que a principios de semana desde el Departamento de Comunicaciones de la municipalidad de Rancagua  aseveraron no tener información respecto a la entrega de antecedentes al Ministerio Público por parte del alcalde, ayer fue el propio edil quien se vio en la obligación de reconocer este hecho ante los medios de comunicación.

Según dijo el jefe comunal, la entrega de información a la Fiscalía se concretó el pasado viernes. Sin embargo, se realizó con total hermetismo. En palabras de Soto, se llevó a cabo de esta manera debido a que, a su juicio, “presentar los antecedentes no es un hecho noticioso. Creo que el hecho noticioso es que la Fiscalía determine que ameritan los antecedentes para iniciar una investigación”.

La autoridad explicó que “producto de un proceso de revisión hay algunas inconsistencias y, por lo tanto, al no entender adecuadamente las explicaciones que se recibieron, se determinó poner los antecedentes al Ministerio Público”.

“Inconsistencias de carácter administrativo, que obviamente tienen vinculación con el área económica”, agregó el alcalde de Rancagua, quien además es presidente de la corporación que administra el Teatro Regional.

Según el alcalde, “siempre es recomendable hacer revisiones y las ordeno en todas las corporaciones”. Por ello, en la Corporación de Cultura “permanentemente se iban realizando informes y producto de los informes se solicitó una revisión”, lo que dejó al descubierto presuntas irregularidades.

Por su rol, el alcalde de Rancagua ha sido criticado por no advertir con anterioridad estas “inconsistencias de carácter administrativo”. En este sentido, reconoce que las indagatorias no se habían realizado “con la profundidad que se realizó esta (última)”.

Respecto a las cifras que habría en cuestionamiento, el jefe comunal fue cauto y aclaró que “prefiero actuar con la responsabilidad que corresponde. Creo que no es un tema de montos, sino que también tiene que ver con procedimientos, con una serie de situaciones que al directorio le parecía que no correspondía y, por lo tanto, dejamos las instancias de investigación que corresponden en el Ministerio (Público)”.

Eduardo Soto se refirió también a la salida de Marcelo Vidal y evitó los cuestionamientos. En ese aspecto, sostuvo que “no me atrevería a calificar la renuncia de él. Creo que eso le corresponde a él explicar cuáles son las razones. Nosotros transmitimos las razones que él dio a conocer como fundamento de su renuncia y su alejamiento del cargo”.

En la misma línea detalló que “lo peor que puede hacer uno es enjuiciar a alguien en la plaza pública. Aquí hay situaciones que nos merecen dudas, nos merecen reparos y establecimos las vías que corresponde”.

Finalmente, la autoridad recalcó que será el Ministerio Público “quien finalmente determine si procede continuar esta investigación. Si es necesario continuar o no, independientemente que, una vez iniciado el proceso de una auditoria externa, entregaremos los antecedentes como corresponde”.

 

 

Noticias Relacionadas