Comercio realiza balance negativo del 2016 y no proyecta grandes cambios para próximo año

Publicado el 30 diciembre, 2016 Por Equipo de Corresponsales

Empresarios advierten que este año las ventas de Navidad no superarán los registros de 2015.

Un cierre negativo es el que registraría el sector comercio en la región de O’Higgins este 2016, señalaron sus principales representantes: Rafael Cumsille, presidente de la Confederación del Comercio Detallista y Turismo de Chile; y Rodrigo Zúñiga, presidente de la Cámara Regional de Comercio, Servicio y Turismo. Ambos explican que entre otros factores, en este resultado influyeron el tratamiento de materias legislativas como la reforma tributaria; además de desaceleración económica que afecta al país.

“El año que termina no va a ser bueno, ya en la Navidad se observó tanto en la región como en el país, que las ventas a simple vista (…) fueron inferiores al año anterior”, argumentó Rafael Cumsille.

Opinión que comparte Rodrigo Zúñiga quien sostuvo que “totalmente negativo fue el año 2016, en muchos aspectos, es difícil poder rescatar algún aspecto que haya estado positivo. El comercio siempre ha sido el que está tirando el carro de la economía y este año no lo pudimos sostener, estamos bastante preocupados”.

Por su parte, el presidente de la Confederación del Comercio Detallista y Turismo de Chile expresó que O’Higgins al igual que todo el país se vio afectado por la desaceleración económica, lo que afectó al empleo formal y llevó a que muchas personas buscaran trabajo por cuenta propia: “Esto se ha visto reflejado en las calles de distintas ciudades con ventas callejeras, lo que también es negativo para el erario nacional, con ello el Estado tiene menos recursos para lo que se ha propuesto como los temas de educación, salud entre otros”, reflexionó.

A lo anterior, agregó que el tratamiento realizado por el Gobierno en materias legislativas que apuntaban directamente a la situación de las empresas, como es el caso de la reforma tributaria, fue otra de las situaciones que llevó a que el año no fuera positivo para el sector. Sumó lo realizado en la reforma laboral, pues asegura que no fueron escuchadas observaciones determinantes para el rubro.

Respecto a las proyecciones para el 2017, los empresarios coinciden en que la situación continuará igual: “Quisiéramos tener mejores expectativas, pero con los pies en la tierra pensamos que esto va a seguir tal cual como está hasta ahora”, sostiene Zúñiga.

Mientras que Cumsille señaló que” la proyección no es positiva porque naturalmente si no hay cambios de mentalidad, si no se logra generar confianza en los consumidores y en los empleadores para que se lleven adelante nuevos proyectos (…) no va a haber aumento de posibilidades de empleo. Y si no hay empleo (…) evidentemente la economía no camina”.

Noticias Relacionadas