Los objetivos de la Catedral Evangélica: Reunir a la comunidad y fomentar la expansión de la cultura cristiana

Publicado el 4 octubre, 2016 Por Patricio Hernández

El templo contó con una inversión cercana a los $80 millones y tiene capacidad para más de mil personas.

Tras años de espera por parte de la comunidad evangélica residente en la región de O’Higgins, finalmente la Catedral Evangélica es una realidad. La obra, que fue cofinanciada por el Gobierno Regional y la fundación ‘Ministerio Espíritu y Palabra’, se emplaza en la población La Granja de Rancagua y tiene por objetivo reunir a todas las iglesias evangélicas de O’Higgins.

El proyecto contó con una inversión cercana a los $80 millones, los que fueron obtenidos desde el Fondo Regional de Iniciativa Local (FRIL). El tempo cuenta con más de dos mil metros cuadrados y tiene una capacidad para recibir a más de mil personas, y pretende reunir a la comunidad evangélica para compartir características sociales y de expansión de la cultura cristiana.

El intendente de O’Higgins, Pablo Silva, destacó que la instalación de esta catedral es “un reconocimiento al mundo evangélico, al aporte que realizan diariamente a la sociedad y su trabajo constante en la recuperación de espacios para la ciudadanía”.

En tanto, el presidente de la Mesa Ampliada Evangélica y representante protocolar de las Iglesias Evangélicas del Estado de Chile, obispo Emiliano Soto, indicó que el trabajo en conjunto entre la fundación ‘Ministerio Espíritu y Palabra’ y el Gobierno Regional “significa un reconocimiento tanto al trabajo espiritual, social y cultural, que están desarrollando las Iglesias Evangélicas a nivel de región”.

En la misma línea destacó que “cada vez más las autoridades se dan cuenta del aporte que están desarrollando los pastores y las iglesias en su conjunto. Esta inauguración llega en un momento muy necesario para la iglesia, para poder trabajar en conjunto y unidad”.

Mientras que Gustavo González, presidente de la fundación ‘Ministerio Espíritu y Palabra’ catalogó como “un privilegio poder tener la oportunidad de trabajar junto a los pastores y los gobiernos para poder llegar a concretar la bendición que es la primera catedral. Este es un lugar abierto para las Iglesias Evangélicas, para que puedan realizar sus actividades de fe”.

Noticias Relacionadas

Actualidad 19 octubre, 2018

Editorial: Más innovación en Chile