El arduo trabajo que realizó el Instituto O’Higginiano para recuperar estandartes de la Batalla de Rancagua

Publicado el 4 octubre, 2016 Por Carla Dinamarca Miranda

Las réplicas se encuentran en una sala destinada para su muestra en la Iglesia de La Merced.  

Un total misterio es el destino de los cincos estandartes insignes de la Batalla de Rancagua, a los cuales se les perdió el rastro en 1869 tras ser llevados a la Región Metropolitana. Es por esta razón que el Instituto O’Higginiano de la ciudad histórica realizó un arduo trabajo con expertos en historia para recuperar el diseño y plasmar en réplicas el deseo de Bernardo O’Higgins de conservar estos símbolos de la contienda.

En este sentido, este sábado se realizó una ceremonia en la Plaza de Los Héroes donde se hizo entrega oficial de la réplica de los estandartes a la comunidad por parte del Instituto O’Higginiano de Rancagua.

“Lo que  queremos es que se proyecte en el tiempo lo que significó no solo O’Higgins, sino que también la ciudad en esa época. Por eso que entregaron los estandartes los soldados de Granaderos, tal cual como estaban vestidos con el uniforme en el día de la batalla, a los jóvenes simbolizando con ello el traspaso de la juventud, diciéndoles que son los encargados de tomar nuestras raíces históricas,  mantenerlas y proyectarlas juntos”, indicó el presidente del Instituto O’Higginiano de Rancagua, Antonio Yakcich.

En el año 1914, cuando ocurrió la Batalla de Rancagua, una vez que O’Higgins rompió el cerco, los españoles aprovecharon esa oportunidad y capturaron cinco estandartes, los cuales se llevaron a Lima, Perú, donde fueron recuperados tiempo después. Posterior a eso fueron llevados  a Santiago, luego a Rancagua y en 1869 cuando fueron  nuevamente llevados a la Región Metropolitana se perdieron definitivamente.

Con esto comenzó una larga investigación del Instituto O’Higginiano para recuperar antecedentes del diseño de los estandartes. “Recopilando antecedentes de la época, después de mucho recorrer, se logró dar con  el reverso de un documento de la época con las características de los cinco estandartes. Sobre eso hicimos el trabajo de recuperación”, indicó Yakcich.

Para la recuperación trabajaron desde restauradores del Museo Regional y el Histórico Militar, con el Regimiento Buin; y en los últimos cuatro años el Instituto O’Higginiano se hizo parte de la investigación.

A juicio del presidente del Instituto, con esta ceremonia “restituimos el deseo  de Bernardo O’Higgins de que sus estandartes sean conservados en la ciudad y con ellos logramos traer  esa tradición que por 202 años  se había convertido en un mito. Esos estandartes nunca fueron encontrados, sí el diseño, como eran y con eso pudimos replicar las muestras”.

Noticias Relacionadas