“Reunionitis”, el mal que aqueja en los nuevos tiempos laborales

Publicado el 7 junio, 2015 Por Alex Savoy

Los síntomas se manifiestan en juntas de trabajo improductivas, exceso de reuniones laborales y desperdicio de horas de trabajo claves que finalmente afectan a la productividad.

Chile es uno de los países que realiza más reuniones en el mundo.

Chile es uno de los países que realiza más reuniones en el mundo.

Según datos de la OCDE, Chile es el tercer país miembro de esta organización que dedica más horas para trabajar en el año. Sin embargo, de acuerdo a la consultora Tándem dos tercios de estas juntas, terminan antes de que se tome alguna decisión y eso provoca que el 85% de los ejecutivos demuestre su insatisfacción con la eficiencia y efectividad de las reuniones en sus compañías.

Juan Pauna, director de Tándem Chile, sostiene que “muchas veces, la ineficiencia de una reunión se produce porque se convoca a directores o jefes de áreas que poseen distintos intereses o egos que entorpecen la comunicación y la toma de decisiones”.

“Además, está la falta de claridad en los temas a tratar, sorpresas en la agenda de trabajo o puntos que no fueron informados a los participantes, y toma de decisiones sin métodos, plazos y mecanismos para medir sus resultados”, agrega el ejecutivo.

Según el especialista de Tándem, existen cuatro tipos de reuniones de trabajo al interior de las compañías: Para tomar decisiones, de explicación, consultivas e informativas. “El problema es que solo un 20% de las reuniones se enfocan en el primer punto y lo que es peor es que de esta cifra, solo en una de cada cuatro reuniones se obtienen soluciones concretas. Eso en términos prácticos significa que de todo el universo de convocatorias solo un 8% son productivas”.

De acuerdo al último estudio mundial en la materia, los chilenos dedican en promedio 2.015 horas al año, que los sitúa en el ranking solo detrás de México (2.237) y Grecia (2.037).

Noticias Relacionadas