Empresas agrícolas se exponen a multas superiores a $2 millones por infracciones a Ley del Trabajo

Publicado el 27 octubre, 2013 Por Diana Cabezas Abarca

Así lo informaron autoridades nacionales, quienes participaron en el inicio del Programa de Fiscalización Agrícola de Temporada 2013-2014.

El ministro del Trabajo Juan Carlos Jobet, participó del lanzamiento del programa de inicio de fiscalización en Colina, Región Metropolitana.

El ministro del Trabajo Juan Carlos Jobet, participó del lanzamiento del programa de inicio de fiscalización temporada 2013 – 2014.

La Dirección del Trabajo inició el programa de fiscalización agrícola para la actual temporada, cuyo objetivo principal es proteger a quienes laboran en el campo, especialmente, en materia de seguridad y salud en las faenas.

El programa durará hasta mayo de 2014, abarcando a 10 regiones: Atacama, Coquimbo, Valparaíso, O’Higgins, Maule, Biobío, Araucanía, Los Lagos, Los Ríos y Región Metropolitana; y totalizando 1.768 fiscalizaciones.

“Estamos iniciando un plan de fiscalización para los trabajadoras y trabajadores temporeras, el cual contempla 10 regiones del país. Queremos que todos los agricultores cumplan con las normas laborales para proteger a sus trabajadores y vamos a fiscalizar con mucha fuerza, pero no queremos pasar multas, sino más bien trabajadores seguros y protegidos”, dijo el ministro del Trabajo, Juan Carlos Jobet.

Las inspecciones abarcan a las empresas únicas, principales y contratistas. A todas ellas se les fiscalizará los contratos de trabajo, registros de control de asistencia, remuneraciones, registros de contratistas agrícolas, trabajo de menores, protección a la maternidad y todas las materias de higiene y seguridad.

Las multas respecto del trabajo agrícola de temporada son, en general, gravísimas, y los montos fluctúan entre las 5 UTM ($202.640) y las 60 UTM ($2.431.680).

Con respecto al trabajo de menores, se diferenciará entre el trabajo ilegal (menores de 15 años), del informal (mayores de 15 y menores de 18 años que no cuenten con su contrato o las autorizaciones correspondientes).

En la protección a la maternidad se verifica que las trabajadoras embarazadas no realicen trabajos peligrosos o perjudiciales para su salud, que se les dé sala cuna y que las trabajadoras con hijos menores de 2 años dispongan de tiempo para alimentarlos.

 

Noticias Relacionadas