Impuestos v/s Desigualdad

Publicado el 29 mayo, 2012 Por Columna de Opinión

Economistas, Analistas y empresarios que participaron en la creación del modelo económico que actualmente sustenta nuestro país, argumentan que un alza significativa de la carga impositiva a las empresas puede reducir la inversión, el empleo y el crecimiento; sobre todo en este tiempo de crisis de algunos países de la comunidad Europea. Sin embargo, hasta […]

Cristian Pérez Lagos, Director Sede Rancagua Los Lagos, Instituto Profesional, Centro de Formación Técnica de la Universidad De Los Lagos.

Economistas, Analistas y empresarios que participaron en la creación del modelo económico que actualmente sustenta nuestro país, argumentan que un alza significativa de la carga impositiva a las empresas puede reducir la inversión, el empleo y el crecimiento; sobre todo en este tiempo de crisis de algunos países de la comunidad Europea. Sin embargo, hasta el momento no existe ninguna evidencia clara en el ámbito internacional que relacione la carga tributaria y el tamaño del Estado en el crecimiento de la economía.

Mi experiencia como estudiante en Europa, me dejó en claro que países como Alemania, tienen una carga tributaria más alta que Estados Unidos, sin embargo tiene un crecimiento mayor, una mejor competitividad y una desigualdad  inferior. Dado lo anterior, me atrevería afirmar que el incentivo por tributos más altos se compensa si esta recaudación financia en forma trasparente una mejor calidad de vida en educación y salud, lo que contribuye al crecimiento y permite una distribución más equitativa, por lo menos así lo perciben las personas.

Es por esto que el discurso no basta y el desafío es como aterrizar en forma concreta el que no sigamos aceptando que un niño de La Pintana no pueda asistir a un colegio público de calidad, como lo hace el que asiste a un colegio particular pagado. Del mismo modo es inaceptable que el mismo niño reciba una atención totalmente deficiente en salud en un centro público, dado su origen, porque no puede pagar una clínica privada.

Actualmente Chile tiene un ingreso per cápita que equivale a un ingreso promedio familiar de $2.400.000 pesos mensuales en una familia integrada por cuatro personas. Sin embargo la realidad nos dice que el 30% de los hogares más pobres, solo reciben un ingreso de $250.000 pesos al mes, con igual cantidad de integrantes.

Si queremos estar a la altura y permitir una mejor calidad de vida de aquí al 2020, se requiere una carga tributaria de cuatro puntos del PIB (Producto Interno Bruto). Lo que nos alinearía con los países desarrollados cuando alcanzaron los $20.000 dólares per cápita.

Reducir la desigualdad y crecer sostenidamente es viable, sólo falta voluntad.

 

Cristian Pérez Lagos

Director Sede Rancagua

Los Lagos

Instituto Profesional

Centro de Formación Técnica

de la Universidad De Los Lagos

 

Noticias Relacionadas

Columnas 18 mayo, 2018

Mujeres, más que porno y pechos